La salida de la crisis permite a Cuatrecasas ingresar más de 250 millones en 2014

stop

TRAS UN MAL INICIO DE AÑO

Emilio Cuatrecasas y Rafael Fontana, su sucesor en la firma de abogados| ED

desde Madrid, 04 de marzo de 2015 (14:25 CET)

2014, el año del cambio en la presidencia de la firma de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, con el relevo de Emilio Cuatrecasas por Rafael Fontana, no empezó bien, pero acabó de manera muy positiva, con un crecimiento del 2,9% en la cifra de negocios, superando, por primera vez, los 250 millones de euros.

"Año bastante bueno a pesar de la dureza del primer semestre. Algo que fue muy sorpresivo para nosotros. Y un segundo semestre que fue excelente", explicaba Fontana en un encuentro con los medios de comunicación. Unos resultados globales que, de manera parcial, se saldaron en Portugal con un crecimiento del 6,2%.

Operaciones

Entre las operaciones más relevantes que han permitido a Cuatrecasas cerrar el pasado ejercicio con ese crecimiento de ingresos de casi el 3% figuran el asesoramiento a la Sareb, el banco malo, en una emisión de bonos senior por 29.380 millones de euros, el proceso de modificación de la deuda previa a la salida a bolsa de Aena, la colaboración con el BBVA como banco asegurador del 22% de la OPV de Endesa o la asesoría a Caixabank en la compra del 100% del Barclays.

En cuanto a las líneas estratégica a seguir en 2015, Cuatrecasas quiere apostar fuerte por Estados Unidos, "porque la máquina americana se está moviendo", según Fontana. Una plaza importante para lograr el ambicioso objetivo que se han marcado de crecer el próximo año un 4,5%.

Oficina en Pekín

También confían en que la  nueva oficina de Pekín, para asesoramiento recíproco tanto de empresas españolas y portuguesas en aquel país, como de empresarios asiáticos en la Península Ibérica, también se debe empezar a notar en la facturación de los próximos años.

Como sectores en los que la firma prevé que exista mercado el próximo año, Fontana hizo referencia a los sectores de telecomunicaciones e internet, a la banca, "donde puede haber intereses externos por entrar en España", apuntaba el presidente de Cuatrecasas, o en el inmobiliario, "un mercado todavía muy apetitoso y con buenas oportunidades para los inversores", subrayaba Fontana.

El ascenso de las mujeres, asignatura pendiente

A nivel interno, Rafal Fontana reconoció, como asignatura pendiente, "que tenemos nosotros y tiene todo el sector", como es el de conseguir que las mujeres asciendan a puestos de responsabilidad.

De los 206 socios del despacho, el 13% son mujeres. "No está mal, pero no es para sentirse orgullosos perder la perspectiva de la visión femenina. Además, son más inteligentes y hacen mejor las cosas que los hombres", apuntaba el presidente de la firma.

Entre los grandes proyectos corporativos en los que Cuatrecasas seguirá avanzando en 2015 destaca la obra de su nueva sede en el distrito [email protected] de Barcelona, en la que confían, según Fontana, "para cambiar la forma de trabajar, de manera que se hagan las cosas distintas para ser más efectivos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad