La Seda busca comprador para su sede de El Prat

stop

La compañía quiere vender las unidades productivas de Artenius España y de Industrias Químicas Asociadas

12 de septiembre de 2013 (18:57 CET)

La Seda sigue al acecho de nuevos compradores con tal de ganar algo de liquidez. La compañía --en concurso voluntario de acreedores-- ha solicitado al Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona que dé el visto bueno a la venta de la actividad química, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta acción se enmarca en la hoja de ruta que presentó en la última junta de accionistas el presidente de La Seda, Carlos Moreira.

En concreto, la compañía busca un inversor que se quede con la actividad de la compañía Artenius España de la planta de El Prat del Llobregat --sede central del grupo-- y de Industrias Químicas Asociadas en Tarragona. Pero éstas no son las únicas ventas que ha previsto La Seda. La firma que controla Moreira también espera desprenderse de las acciones que tiene en la compañía turca Artenius Turkpet.

Personal


Entre El Prat y Tarragona trabaja una plantilla próxima a las 200 personas, según han explicado fuentes sindicales. En teoria, la venta de la unidad productiva de las dos factorías también implica que el nuevo comprador se haga cargo del personal. “Los trabajadores están incluidos en este proceso aunque no sabemos después qué condiciones se pactarán pero confiamos en ello. Aunque oficialmente no hay ningún inversor al acecho”, detallan.

De momento, los empleados continúan con la actividad cotidiana y no esperan ningún movimiento relevante, al menos, hasta finales de año. Por su parte, la compañía seguirá con el plan de desinversiones con el fin de obtener cash y superar la situación concursal en la que se encuentra inmersa desde el pasado 17 de junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad