La vuelta del crédito a las empresas abre las puertas al Big Data

stop

INVERSIÓN TECNOLÓGICA

 Vista de la exposición "Big Bang Data", en el Espacio Telefónica de Madrid / EFE

12 de septiembre de 2015 (19:58 CET)

Cada vez es más frecuente oir hablar del Big data. Pero ¿qué es realmente?, ¿para qué sirve? y, sobre todo, ¿es tan útil como nos hacen creer? En la era de la información, atesorar datos que permitan producir valor se ha convertido en uno de los grandes objetivos de muchas empresas. Aunque también en una de sus principales preocupaciones.

Este el caso, sobre todo, de las compañías más pequeñas, que desconocen cómo encarar esta nueva realidad y, en muchos casos, se creen incapaces de conseguir la infraestructura suficiente para acercarse a ella.

Sin embargo, en el mundo del Big Data, el secreto no reside en acumular una cantidad de información ingente, sino en saber gestionarla correctamente. ¿El objetivo para la mayoría? Establecer patrones de consumo y ofrecer al cliente una atención a medida.

Datos masivos, de un modo sencillo

Hasta ahora, muchas empresas gestionaban los datos que acumulaban a través de herramientas clásicas como el inefable Excel --con todas las limitaciones que ello conlleva. Sin embargo, la tecnología existente ya permite gestionar datos masivos de una manera relativamente sencilla; con el fin de conocer hasta el último detalle de los clientes y, en último caso, aumentar las ventas de una empresa exponencialmente.

Desarrollar esta política de negocio, en la que cada dato cuenta, requiere una inversión en capital humano y estructural que no siempre es fácil realizar, en la mayoría de los casos por falta de liquidez o de acceso a los préstamos.

El grifo del crédito vuelve a gotear

El cierre del grifo del crédito durante la crisis ha perjudicado seriamente a las pymes, que han visto cómo sus opciones de crecimiento se limitaban. Afortunadamente, este grifo vuelve a gotear. Según las estadísticas del Banco de España, los bancos prestaron durante el pasado mes de julio 1.960 millones de euros, un 10 % más que durante el mes de junio. Una cifra muy cercana a los 2 mil millones, inalcanzable desde mayo de 2010.

Líneas de crédito

Pero el acceso al crédito no tiene que estar mediado siempre por los bancos. Cada vez son más los establecimientos privados de crédito que ofrecen préstamos personales online para empresas a tipos de interés asequibles. Aunque lo más destacable de estas nuevas firmas de financiación es la rapidez con la que permiten acceder al dinero. El estudio de las operaciones se realiza muy rápido y el cliente puede acceder a su crédito en, aproximadamente, un solo día.

Iwoca y Spotcap son dos de las empresas más populares del mercado español en este sector. Ofrecen líneas de crédito de las que se pueden ir haciendo disposiciones y devolverlas en seis meses. Al ser una línea de crédito y no un préstamo, solo se paga por el dinero que se utiliza.

En el caso de Iwoca, es posible solicitar una línea de hasta 50.000 euros, libre de comisiones y con un tipo de interés del 3,50 % mensual. En lo que respecta a Spotcap, el importe máximo es de 100.000 euros y el tipo de interés oscila entre el 0,5 y el 4 % mensual, aunque en este caso hay una comisión a partir del 1 % que se paga únicamente los dos primeros meses.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad