Lacalle sustituirá a Reyna en el consejo de Fira 2000

stop

NOMBRAMIENTOS

Enric Lacalle en una imagen reciente

24 de junio de 2011 (16:31 CET)

El pleno de la Cámara de Comercio de Barcelona someterá a aprobación de sus miembros la entrada de Enrique Lacalle en el consejo de administración de Fira 2000, una sociedad formada por la Generalitat (50,02%), la Cámara de Comercio de Barcelona y los ayuntamientos de Barcelona y l’Hospitalet. Fira 2000 ha sido la sociedad instrumental encargada de llevar a cabo la ampliación del recinto ferial en Gran Via y a través de la cual la administración autonómica hizo importantes aportaciones de recursos para sufragar la inversión llevada a cabo.

Lacalle, el organizador de Meeting Point, ocupará la vocalía en el consejo que dejó libre el constructor Enric Reyna. La Cámara tiene otro vocal en ese órgano de administración, el director general de Damm, Enric Crous. En algunos ámbitos empresariales la designación de Lacalle ha sido vista como un paso más en la carrera del ex delegado del Consorcio de la Zona Franca con el gobierno del PP de cara a la futura renovación de los órganos de gobierno de Fira de Barcelona.

De acuerdo con especulaciones que se realizan en el mundo empresarial barcelonés, Lacalle estaría forjando una imagen de directivo ferial para poder competir en 2012 por la presidencia de la entidad y sustituir a Josep Lluís Bonet, actual presidente de la institución y de Freixenet. Poseedor de importantes apoyos mediáticos en la ciudad (es consejero del Grupo Godó), el impulsor del salón Barcelona Meeting Point declinó pronunciarse sobre esta cuestión al ser consultado por Economía Digital. “No es momento de posicionarme, prefiero no tomar ninguna posición”, sentenció en conversación telefónica.

Pasado controvertido

El pasado reciente de Lacalle le ha dado notoriedad, pero constituye también un lastre para esas eventuales aspiraciones. Su militancia en el PP, un fiasco durante su gestión en el Consorcio de la Zona Franca con un delincuente de cuello blanco británico, haber sido citado a declarar en el 'Caso Pretoria’ y la aureola de intermediario inmerso en no pocas operaciones inmobiliarias de la ciudad son, en conjunto, una mochila que una parte importante de la élite empresarial barcelonesa considera inadecuada para ejercer cargos de representatividad institucional.

En ese marco, cuando en 2012 corresponda renovar varios consejeros de Fira de Barcelona se barajan dos posibilidades diferentes a las de convertir a Lacalle en el máximo responsable de la institución ferial. De una parte, que Bonet repita en el cargo un último mandato (posibilidad que los estatutos permiten) o incorporar a otro empresario de perfil más técnico. En esa línea, Crous contaría con posibilidades de convertirse en el sustituto de Bonet.

Decisión pospuesta

La incorporación de Lacalle a Fira 2000 debía de ser uno de los temas tratados por el comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barcelona en su reunión del pasado lunes día 20. Sin embargo, la necesidad de avanzar en el ERE que ultima la institución cameral y la poca asistencia de miembros ha pospuesto la decisión definitiva al pleno del 30 de junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad