Las cámaras catalanas prevén una negociación larga de la ley

stop

Miquel Valls anuncia que iniciarán negociaciones con el Govern en los próximos meses pero no cree que la ley esté lista antes de un año

Xavier Alegret

El presidente de la Cambra de Barcelona, Miquel Valls (d), con Joan Ramon Rovira, el jefe de estudios de la institución
El presidente de la Cambra de Barcelona, Miquel Valls (d), con Joan Ramon Rovira, el jefe de estudios de la institución

Barcelona, 19 de diciembre de 2016 (16:49 CET)

La ley de cámaras catalana tendrá un parto largo. La Cámara de Comercio de Barcelona no prevé que esté lista antes de un año, según aseguró este lunes su presidente, Miquel Valls. El texto se presentó hace dos meses con polémica y se esperan unas largas negociaciones para encontrar el consenso.

Valls explicó que la institución que preside, y las doce cámaras catalanas restantes, iniciarán las negociaciones con el Govern en los próximos meses, con la finalidad de acercar posiciones y buscar un punto de encuentro.    

El texto tiene que pasar por el Parlament, pero también debería de ser consensuado con el sector empresarial, que se ha posicionado totalmente en contra. Tanto las cámaras como las patronales Foment y Pimec criticaron la propuesta de ley por intervencionista y porque fue presentada sin negociación.  

Buenas perspectivas económicas  

La Cámara de Barcelona ha presentado las perspectivas para 2017 de la economía catalana, que prevé que crezca un 2,7%. Valls se ha mostrado "moderadamente optimista" y ha asegurado que la previsión puede incluso quedarse corta si se confirman todas las buenas perspectivas.  

El estudio, realizado a partir de más de mil encuestas a empresas ubicadas en Cataluña, presenta previsiones de mejora en todos los aspectos para 2017: ventas en el interior (19%), exportaciones (31%), empleo (11%) e inversión (14%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad