Las energéticas inflan sus ingresos con los polémicos servicios de mantenimiento de gas

stop

Las tres grandes compañías ofrecen la revisión anual de la caldera por unos 120 euros; las quejas por servicios fantasma e irregularidades se disparan

Anuncio del servicio de mantenimiento de gas de Endesa.

21 de febrero de 2014 (21:49 CET)

Una octogenaria madrileña recibe una llamada de Gas Natural. “Si se cambia de compañía con nosotros y contrata el mantenimiento, obtendrá el 10% en la factura”. A.B., accede a la contratación del servicio atraída por el descuento, pero con la primera factura se da cuenta de que los comerciales la habían “engañado”. “No me hacían el descuento en el consumo sino en el término fijo. Al final, me descuentan dos euros pero tengo que pagar ocho más del mantenimiento. Un negocio redondo, pero para ellos”, explica.

Las ofertas de las tres principales operadoras de servicios de gas del país, Gas Natural, Endesa e Iberdrola, lanzan el mismo anzuelo: descuentos con la contratación del servicio de mantenimiento que incluye una revisión anual de caldera. Lo que no suelen detallar los comerciales es que la oferta se aplica sobre una parte minúscula de la factura, que prácticamente no tiene incidencia en el precio. Al final, terminan pagando un 15% más cada mes, una forma rápida para incrementar los ingresos de las energéticas. Y las piezas, en caso de reparación, no están incluidas.

Un “negocio de futuro”

Las quejas de los consumidores por este tipo de servicios se han disparado, según explica la asociación de consumidores Facua, que recuerda que los usuarios están obligados por ley a revisar la caldera una vez al año. Una de las reclamaciones más frecuentes tiene que ver con las trabas para cancelar el servicio. “Llamé para darme de baja y me dijeron que estaba obligado a pagar todo el año”, explica un cliente de ServiGas, el servicio de mantenimiento de Gas Natural.

“Llamo a Iberdrola para darnos de baja y nunca hay nadie en el departamento. Dicen que me devolverán la llamada pero nunca lo hacen”, explica un representante de la empresa M.D.L.A, en Madrid, que asegura que nunca solicitó el alta del mantenimiento.

Gas Natural facturó 144 millones de euros el año pasado por los servicios de mantenimiento de gas, según ha explicado la propia empresa. La compañía, con 1,5 millones de contratos de mantenimiento de gas, asegura que “el servicio es muy bueno y la satisfacción es alta, pero cuando gestionas una gran cantidad de clientes, siempre hay fallos”. “Pero se trata, sin duda, de un negocio de futuro”, explica el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca.

El negocio está en las piezas


Endesa recibió 3.000 quejas y reclamaciones durante el primer semestre del año pasado por los servicios de mantenimiento de gas, según pudo conocer este diario por fuentes internas de la compañía.

“El contrato sólo incluye mano de obra y desplazamiento. En ningún caso las piezas. Llamé porque la caldera dejó de funcionar. Mi sorpresa es que el técnico de Endesa me quiso cobrar 642 euros por las piezas. Me negué a pagar esa cantidad. Fui al fabricante, Saunier Duval, y me lo repararon por 169 euros”, explica C.J., una suscriptora de Madrid que presentó una reclamación a Endesa.

Contrato pero sin caldera

Las quejas de los suscriptores describen situaciones que rozan la ilegalidad. Muchos usuarios, generalmente jubilados, han denunciado que los comerciales les piden una factura y, con los datos del contador y del cliente, luego les cambian de servicio sin su consentimiento. “Hay altas del mantenimiento cuando los suscriptores no tienen caldera de gas y, por tanto, no tienen derecho al servicio que es una simple revisión para detectar que no haya fugas”, explica un trabajador de Endesa.

Las eléctricas suponen el tercer sector económico con más reclamaciones, según la asociación de consumidores Facua, sólo superadas por la banca y las empresas de telecomunicaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad