Las negociaciones en Panrico dan un paso atrás

stop

CONFLICTO LABORAL

Manifestación de los trabajadores de Panrico en la factoría de Santa Perpétua de Mogoda (Barcelona) | EFE

20 de noviembre de 2013 (14:08 CET)

Dirección y sindicatos de Panrico se han vuelto a sentar para negociar los 745 despidos planteados por la compañía. En encuentro llega tras una rocambolesca consulta realizada este fin de semana en las plantas españolas.

El sábado, la empresa comunicó que de los 1.767 trabajadores, 559 votaron a favor de despidos, 478 votaron en contra y 631 se abstuvieron. Pero los sindicatos han puesto el grito en el cielo. Critican que entre las abstenciones se incluyeron a los trabajadores de Santa Perpetua en Barcelona y a los de Extremadura, que todavía no habían votado. La consulta en estas plantas se celebró en la madrugada del domingo al lunes.

Rechazo final


En la planta catalana, de los 219 empleados catalanes, 217 votaron que no y dos que sí. Por lo que finalmente el plan fue rechazado por la mayoría de la plantilla a nivel estatal.

El martes al mediodía, dirección y sindicatos se volvieron a sentar para desencallar las negociaciones. Pero tras casi 20 horas reunidos, las partes se han levantado de la mesa sin un acuerdo para retomar las conversaciones este miércoles a las 13.00 horas. La compañía no quiere mover ni un ápice de su última propuesta.

Dos reuniones en 24 horas


Fuentes de la federación de agroalimentaria de Comisiones Obreras (CCOO), aseguran que las negociaciones no están rotas. Pero advierten que no están dispuestos a asumir ningún despido. A cambio, aceptarían salidas voluntarias.

Estos mismos interlocutores aseveran que durante el último encuentro, la dirección ha vuelto a poner sobre la mesa el concurso de acreedores. Pero los representantes laborales son tajantes: “La empresa amenaza con el concurso, pero nosotros no le tenemos miedo”.

Propuesta de la dirección


La propuesta final contempla el despido de un máximo de 745 trabajadores en un periodo comprendido entre 2013 y 2016. Las salidas están sujetas a la evolución del negocio de modo que si mejora, el número de afectados podría reducirse.

Las indemnizaciones serán de 23 días por año trabajado hasta un máximo de 14 mensualidades. Además, se aplicará una reducción salarial del 18% del resto de la plantilla que se quede en la compañía hasta finales de año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad