Varios vehículos eléctricos de Nissan. EFE/ Kimimasa Mayama

Las ventas de coches se desploman un 70%

stop

El impacto del coronavirus golpea a los concesionarios, que comercializan un 69,3% menos de vehículos y registran el peor mes desde septiembre de 2012

Barcelona, 01 de abril de 2020 (11:50 CET)

El impacto del coronavirus fue especialmente sonoro en un sector que ya venía sufriendo en los últimos meses. En marzo, las automovilísticas vendieron un 69,3% menos de coches en España, según los datos hechos públicos por la patronal Anfac este miércoles. El desplome se repartió de forma uniforme por todo el mercado, con los concesionarios cerrados desde mediados de mes por el estado de alarma.

Los turismos puestos en carretera a lo largo del mes fueron solo 37.644 frente a los 122.659 del mismo periodo del año anterior. Se trata del peor marzo desde que se registran las cifras (1996) y el mes con menor actividad desde septiembre de 2012, en plena crisis económica.

La caída en el canal de particulares fue del 67,5%, prácticamente idéntica que las ventas para empresas, que bajaron el 66,99%. "Nos encontramos ante un mes y unos registros de ventas sin parangón; las ventas están paralizadas y esta situación se prolongará, al menos, mientras dure el estado de alarma", explica Noemi Navas, directora de comunicación de Anfac.

Consultadas por Economía Digital hace algunos días, un portavoz de Faconauto --la patronal de los concesionarios-- ya era pesimistas. A pesar de que el mes evolucionaba casi a la par que el marzo del año pasado, el cierre de los concesionarios por el estado de alarma ya les advirtió de que el desplome iba a ser total. Ahora, augura un horizonte negro: "Con los concesionarios cerrados, esperamos un mercado inexistente o con caídas cercanas al 90% los dos próximos meses".

De hecho, en las últimas dos semanas de marzo apenas se registraron los vehículos que ya se habían comprado en meses anteriores pero que no se habían podido matricular.

El canal de venta más afectado fue el de los alquiladores, que cayó el 74,9% al estar prácticamente centrado en su totalidad al turismo antes de la campaña de Semana Santa. Con el Covid-19 como freno a la actividad turística, las compañías frenaron prácticamente todas las adquisiciones.

Las cifras de China ya pusieron sobre aviso 

Las cifras de España no son una sorpresa. Solo hacía falta mirar a China para comprobar el efecto: las matriculaciones bajaron un 80% durante el mes de febrero en el país, el periodo de más afectación por el virus. Por ejemplo: Volkswagen AG --la matriz de Seat-- informó hace dos semanas de que las ventas en el gigante asiático se redujeron un 74% durante el segundo mes del año.

"El colapso de las ventas en China en febrero es extremadamente alarmante y sin comparación", señalaba Frank Schwope, analista de la entidad germana Norddeutsche Landesbank. Y ya avisaba: "puede extenderse en los meses de marzo y abril a otros países importantes en los que la vida social se detenga durante semanas".

Como no podía ser de otra manera, fue el caso de la propia España, que cerró los concesionarios con el estado de alarma, a la espera si el resto del Viejo Continente toma nuevas medidas. En Italia, por ejemplo, las ventas en las primeras semanas de marzo se recortaban alrededor del 90%.​


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad