Las viviendas más secretas y caras de Madrid topan con Carmena

stop

Lar y Pimco plantean la venta de 45 pisos de 350 metros cuadrados a 4 millones para saldar la deuda con el Banco Santander y obtener beneficios

Estado actual de la promoción más cara de Madrid, en el barrio de Salamanca.

Madrid , 12 de septiembre de 2016 (15:58 CET)

El secretismo sigue rodeando a la promoción de viviendas más cara de Madrid. La que, en el corazón del distrito de Salamanca –entre las calles de Juan Bravo, Claudio Coello, Lagasca y Maldonado–, está ofreciendo 45 pisos a un precio de 4 millones de euros.  

"Llevamos tiempo vendiendo las viviendas y solo podemos decir que estarán listas para dentro de dos años, pero no estamos autorizados a dar detalles del proyecto ni del precio", apuntan desde Colliers, encargada de comercializar la promoción de la socimi Lar y Pimco, la gestora estadounidense que, además, ostenta el 12,5% de su capital. 

Información con cuentagotas

Ni siquiera responden en uno u otro sentido a si la promoción cuenta ya con la licencia preceptiva para iniciar las obras.  Aunque, en principio, los dos años de plazo dados a los compradores, para entregar los pisos de lujo en 2018, harían necesario que las obras estuvieran ya en marcha, lo cierto es que la licencia, aunque solicitada, todavía no ha sido concedida.  

El Ayuntamiento de Madrid está mirando con lupa un proyecto en el que, además de las viviendas repartidas en ocho plantas con una superficie edificable de 18.400 metros cuadrados, incluye dos locales comerciales y casi 80 plazas de garaje distribuidas en cuatro plantas, la baja y tres bajo rasante.

Fiasco de Fefé

Lo que sí autorizó el consistorio presidido por Manuela Carmena, en enero de 2016, fue la demolición de las plantas bajo rasante que, en su momento se levantaron, antes de que la crisis inmobiliaria echara por tierra el proyecto de Eurosazor y su socio, el empresario Fernández Tapias, el naviero, conservero y vicepresidente del Real Madrid

Aunque a finales de 2014, los dos nuevos propietarios –Lar y Pimco– pagaron 120 millones de euros por hacerse con este solar, otros activos y deuda asociada, en el marco del concurso de Eurosazor, y daban por hecho que la obra se pondría en marcha rápidamente, lo cierto es que sigue sin iniciarse. 

Nuevo nombre al modificar el proyecto

Como novedad en la parcela, durante el presente verano –una vez demolidos los antiguos sótanos en mal estado y dejado diáfano el solar– se han retirado los carteles que aludían al anterior proyecto 'Juan Bravo Plaza', para delimitar la parcela con una valla perimetral de diseño a base de maderas, ya con información relativa al nuevo nombre comercial de 'Lagasca 99'.

La promoción –único activo residencial de la socimi Lar– se ha revalorizado, sin ni siquiera haberse iniciado la construcción, por encima del 15%, de 50 a 58 millones de euros, entre enero de 2015 y junio de 2016. 

Financiación del Banco Santander

Lar pagó la mitad con recursos propios y el resto con un crédito de 25 millones otorgado por el Banco Santander, con vencimiento en enero de 2018, fecha en la que, de concederse la licencia en las próximas semanas, la obra estaría ya en su fase final de construcción.

En la operación del solar de Juan Bravo, Lar y Pimco también incluyeron el edificio colindante de Claudio Coello 108, vendido un año después, en febrero de 2016, al fondo alemán Patrizia Inmobilien, obteniendo una plusvalía de 2 millones de euros.

Además de apoyar a Lar, el Banco Santander se mantiene como valedor del proyecto, tras haber refinanciado, sin quita, el crédito de 165 millones de euros otorgado en su día a Eurosazor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad