Lavinia estudia una rebaja salarial para la plantilla de BTV por los ajustes presupuestarios

stop

La televisión barcelonesa cuenta con dos millones de euros menos para el próximo año

Uno de los programas Jo que sè! de BTV

17 de diciembre de 2012 (19:41 CET)

Las tijeras que aplican las administraciones públicas también llegan a la televisión de Barcelona (BTV). El recorte presupuestario de dos millones de euros para el próximo año supone la menor partida en la historia de la cadena local. Para ajustarse a esta nueva situación, tanto BTV como la productora Lavinia --que realiza los servicios técnicos e informativos-- tendrán que apretarse el cinturón.

Los esfuerzos podrían pasar factura a los empleados de la televisión pública. En Informació i Comunicació de Barcelona --empresa gestora de BTV-- trabajan 20 personas de forma directa y otros 140 trabajadores, aproximadamente, están contratados a través de Lavinia. En este último grupo de profesionales se estaría estudiando una rebaja salarial del 10% aunque todavía no hay un porcentaje exacto sobre la mesa, según apuntan fuentes laborales.

Dos programas menos


Ante la necesidad de ajustarse a las cifras también BTV ha tenido que prescindir de algunos programas. Así, la cadena ha optado por no renovar los espacios Jo què sé! que presenta Carles Flavià y El temps de Picó que dirige Alfred Rodríguez Picó. En el caso del programa de entrevistas de Flavià, la televisión barcelonesa no realizará nuevas grabaciones pero reemitirá algunos programas anteriores que sean más atemporales.

La decisión de reducir en estos espacios se debe a que la cadena quiere, sobre todo, “mantener los cinco informativos diarios y aquellos programas de la parrilla que tienen a Barcelona como objetivo”, es decir, aquellos que dan servicio a la Ciudad Condal y a los barceloneses, señalan desde la cadena.

Sesenta céntimos por barcelonés

Aunque todavía no se ha aprobado en pleno del Ayuntamiento que dirige Xavie Trias, está prevista que la aportación para 2013 sea de 13,2 millones, un 10% menos que un año antes. Pero, sumando las partidas de la venta de programas y publicidad comercial, el presupuesto de BTV para el próximo ejercicio será de 13,87 millones, frente a los 15,85 millones de 2012. Con todo, a cada ciudadano de Barcelona le cuesta 0,68 euros cada mes el servicio de la televisión local.

BTV cerró 2011 con un resultado positivo de 13.927 euros, frente a los números rojos de 2009 que ascendían a 130.516 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad