Leche Pascual reclama el embargo a Don Simón

stop

La empresa quiere que el grupo García Carrión pague 800.000 euros por copiar la bebida ‘Pascual Funciona’

31 de octubre de 2013 (22:28 CET)

Leche Pascual quiere embargar a Don Simón cuanto antes. La compañía ha pedido la ejecución inmediata de una sentencia que condena al grupo García Carrión, distribuidor de las marcas de zumos, al pago de unos 800.000 euros (intereses de mora y costas judiciales incluidas) por haber copiado la bebida Pascual Funciona, un producto a base de frutas y leche.

El grupo ha pedido la ejecución de una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de junio pasado que condena a Don Simón por los daños y perjuicios producidos por la copia del producto. Leche Pascual ha instado a Don Simón a detallar una lista de bienes embargables en caso de que la compañía no pueda asumir el pago de la indemnización.

Frutas con leche

El conflicto se remonta al 2006 cuando Leche Pascual lanzó Funciona, una bebida de frutas y leche dirigida a un público joven. Pocos meses después, el grupo García Carrión lanzó Don Simón Funciona y Don Simón Funciona Max, con una presentación y diseño muy similar al de Leche Pascual.

La bebida de Don Simón (arriba) y Leche Pascual (abajo).


La primera sentencia por plagio en contra del grupo García Carrión se produjo en 2010, pero fue recurrida. En junio de este año el Tribunal Supremo condenó a Don Simón a indemnizar a Leche Pascual en una sentencia firme, aunque le reconoció el derecho de continuar utilizando el nombre Funciona con otra presentación y empaque.

El grupo García Carrión no ha asumido los pagos derivados de la sentencia.

Nueva versión

Leche Pascual abandonó la marca Funciona en medio del proceso judicial por el declive en las ventas del producto, pero no renunció a exigir la indemnización. Ahora ha reformulado la bebida que lleva el nombre de Bifrutas, una redición de la primera bebida de este tipo lanzada por la misma marca hace más de una década con el nombre Biofrutas.

El grupo, que se considera víctima de numerosas copias, decidió demandar a Don Simón porque consideró que la copia del concepto Funciona era “flagrante”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad