Los 650 transportistas afectados por el cierre de Ochoa se unen para poder cobrar

stop

La jueza que lleva el concurso de acreedores de la cuarta empresa de transportes de España nombrará en breve a los administradores judiciales

02 de julio de 2012 (20:59 CET)

Los 650 transportistas afectados por el cierre de Transportes Ochoa, la cuarta empresa de repartos de España, se han unido para intentar cobrar los cuatro meses de retrasos que les adeuda la empresa, que ha paralizado sus operaciones desde el jueves pasado y que se encuentra inmersa en un concurso de acreedores.

La jueza valora si la compañía, con sede en Zaragoza, cuenta con suficiente patrimonio para garantizar la reapertura y el futuro de las operaciones. Hasta ahora los 650 trabajadores autónomos (conocidos como autónomos dependientes o falsos autónomos) unirán fuerzas para presentarse como una representación colectiva y reclamar el pago de sus facturas.

La compañía arrastra una deuda de cuatro meses con este colectivo que cuenta con camiones rotulados con el nombre de la empresa. Al no ser considerados créditos privilegiados como los compromisos adquiridos con Hacienda o la Seguridad Social, el colectivo intenta unir fuerza a través de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, que también ha ofrecido asesoría a los trabajadores no adheridos a la entidad.

Trámites judiciales


Los transportistas autónomos han celebrado esta mañana sesiones informativas en varias comunidades autónomas para conocer el curso legal que apenas comienza. “La situación es de preocupación porque los transportistas arrastran una deuda elevada y no tienen las garantías de que podrán cobrarlas, dada la delicada situación financiera de la empresa”, explica un representante de la entidad.

El colectivo hace gestiones para reunirse con los responsables judiciales para conocer la situación financiera de la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad