Los Boixareu, en manos de Black Toro Capital

stop

GRUPO EN REESTRUCTURACIÓN

El consejero delegado de Irestal Group, Joaquim Boixareu

en Barcelona, 27 de marzo de 2015 (12:16 CET)


La familia Boixareu se ha lanzado en brazos del capital riesgo para intentar asegurar el futuro de Irestal Group. Los dueños de la compañía metalúrgica intentan cerrar un acuerdo con Black Toro Capital para asegurar un préstamo participativo de unos 40 millones de euros. 

El fondo liderado por Ramón Betolaza ultima una operación mediante la cual inyectarán 10 millones en el capital y destinarán otros 30 en adquirir la deuda financiera a largo plazo. Black Toro ya ha alcanzado un acuerdo con la banca que pasa por aplicar descuentos de hasta el 70% en los créditos que la compañía tiene vivos. 

Primer acreedor 

Betolaza, en un primer momento, no entrará en la gestión de Irestal. Los Boixareu podrán seguir al frente de la compañía si cumplen con las condiciones financieras que quieren pactar con el fondo. Black Toro se reserva la posibilidad de ejecutar el préstamo participativo si surgen nuevas tensiones de tesorería en la empresa. Llegados a este extremo, los fundadores de Irestal perderían el control del 50% de la compañía. 

Por ahora, el vehículo de inversión se limita a actuar como principal acreedor de la sociedad. 

Reestructuración de Irestal 

Black Toro se ha interesado en Irestal por la fuerte reestructuración que los Boixareu han ejecutado en los últimos ejercicios, cuyo máximo exponente es la reducción de la plantilla desde los casi 700 trabajadores a los 320 actuales. La empresa ha sufrido mucho el impacto de la crisis; cerró 2014 con una facturación de apenas 110 millones, lejos de los 538 alcanzados en el ejercicio 2006, según La Vanguardia

El cambio de rumbo también ha implicado que los Boixareu cerraran las filiales en Alemania, República Checa, Eslovaquia, Rumanía y Ucrania.

Perfil de empresa con problemas


La fotografía actual de Irestal es la de una empresa mediana con problemas de financieros y de tesorería en pleno proceso de reestructuración, un perfil que encaja en las inversiones impulsadas por Betolaza.

Black Toro ya ha invertido en Antibióticos y Carbures. El fondo fue creado por Betolaza, aunque la gestión administrativa corre a cargo de Trea Capital, otro grupo de capital riesgo en el que participa este empresario junto al ex presidente de Fibanc, Carlos Tusquets.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad