Los Carulla ya controlan el 100% de Gallina Blanca

stop

Agrolimen se hace con el 25% del capital que quedaba en manos del grupo italiano Findim

El presidente de Agrolimen, Artur Carulla

14 de diciembre de 2012 (10:06 CET)

El grupo Agrolimen --gestionado por la familia Carulla-- se ha hecho con el control total de Gallina Blanca. El grupo catalán ha comprado el 25% que todavía estaba en manos de la compañía italiana Findim, aunque el montante no se ha hecho público.

El pasado enero, los Carulla ya recompraron a Findim un 25% de la firma de caldos, convirtiéndose en accionistas mayoritarios. Casi un año después, Agrolimen se convierte en el propietario único de Gallina Blanca que cerró 2011 con una facturación de 650 millones de euros, según Expansión.

El interés de la familia Carulla por Gallina Blanca no sólo tiene se debe a una razón empresarial, sino también emocional ya que es la compañía que dio origen a Agrolimen, el grupo fundado por Lluís Carulla.

Afianzar el negocio alimentario

La compra de la participación de Findim se produce después de que Agrolimen cerrara este verano la venta del 50% de Arbora & Ausonia a la multinacional norteamericana Procter & Gamble por 800 millones de euros.

Con la compra de acciones, la compañía presidida por Artur Carulla suma la propiedad de Gallina Blanca a sus otras filiales concentradas en el sector de la alimentación y la restauración. Agrolimen también controla Affinity Petcare, Eat Out, el Consorcio de Jabugo y la compañía de cava Mont-Ferran. La facturación del grupo de la familia Carulla supera los 1.500 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad