Fridman, principal accionista de DIA.

Los consejeros de DIA dejaron a Fridman solo al rescate

stop

Ninguno de los siete consejeros de DIA se sumó a la ampliación de capital de 600 millones impulsada por Letterone

Barcelona, 09 de diciembre de 2019 (11:52 CET)

Letterone, el fondo de inversión de Mikhail Fridman, vendió que la ampliación de capital de 600 millones que impulsó en DIA era el único modo para salvar la cadena de supermercados. El vehículo inversor ruso inyectó la cantidad que necesitaba la compañía, pero ninguno de sus consejeros compró el plan: nadie del consejo participó en la operación que se vendió como “crucial” para el futuro de la cotizada.

Después de que Mijail Fridman culminara con éxito su opa y se hiciera con el 69% de la empresa, el inversor relevó a toda la cúpula directiva y nombró un nuevo consejero delegado –el cuarto en menos de un año--, Karl-Heinz Holland. Además del cambio ejecutivo, también relevó a todo el consejo a excepción de Jaime García-Legaz, expresidente de Aena.

De este modo, volvieron al consejo de administración tanto Stephan Ducharme como Sergio Antonio Ferreira Dias, que también estaban en el consejo de Dia de la mano de Letterone. Dimitieron al estar en desacuerdo con la antigua dirección de la cadena, liderada por Antonio Coto.

El consejo quedó completado con José Wahnon Levy y Christian Couvreux como consejeros independientes y Michael Cassey como consejero externo dominical.

Sólo el consejero delegado de DIA tiene acciones

Sin embargo, Cinco Días explica que ninguna de ellos adquirió una sola acción de la cadena de supermercados. Ni siquiera lo hicieron en la última ampliación de capital como sí aprovecharon algunos de los accionistas, como el fondo de inversión español Az Valor.

De hecho, el único consejero de DIA con acciones en su bolsillo es Holland, que tiene 7.083 títulos, el 0,01% de la compañía, valorados en 750 euros, al cierre de la semana pasada.

Es cierto que los consejeros no tienen ninguna obligación a acudir a las ampliaciones de capital de las empresas en las que figuran, pero sí es habitual como muestra de confianza a la gestión. Por ejemplo: la última ampliación de capital de Cellnex fue respaldada por su consejero delegado, Tobías Martínez, y tres consejeros: Pierre Blayau, Anne Bauverot y Betrand Boudewijn.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad