Los fondos buitre acorralan a los Martínez Sampedro en el consejo de Codere

stop

Salen a la luz los nuevos propietarios de la multinacional del juego española, tras ampliar capital y transmitir todo el patrimonio a Codere Newco

Sede central de Codere en Alcobendas (Madrid)

Madrid, 02 de mayo de 2016 (01:00 CET)

El cambio de manos en Codere se ha sucedido de manera vertiginosa durante el presente mes de abril. Tras la ejecución de la ampliación de capital ejecutada el pasado día 6, el pacto de los nuevos accionistas, comunicado el día 15, incluía un largo listado de los fondos que atesoran el 76,59% del nuevo capital de la multinacional de juego española.

Solo quedaba proceder al relevo de los consejeros. Ya se conocen. El hecho relevante remitido el pasado viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) comunicaba que, junto a José Antonio Martínez Sampedro –que, en virtud del pacto con los bonistas, seguirá como presidente ejecutivo–, a partir de ahora se sentarán en el consejo los responsables de Silver Point Finance, Abrams Capital y M&G Investments, los tres inversores que más acciones aglutinaron tras la ampliación de capital de 495 millones llevada a cabo.

Martínez-Fidalgo, experto español en reestructuraciones financieras 

De los cinco nuevos consejeros, dos –David Reganato y Timothy Lavelle– lo hacen en representación del fondo Silver Point, que cuenta con el 23,36% del nuevo capital. También llega al máximo órgano de gobierno de la nueva Codere el uruguayo Norman Sorensen-Valdez, CEO de la gestora de fondos Principal, Matt Turner, vicepresidente de Guardian Capital, y un español, el asturiano Manuel Martínez-Fidalgo.

Martínez-Fidalgo lo hace como representante de los bonistas que han sido asesorados en la reorganización de Codere por Houlihan Lokey, la consultora donde ocupa el cargo de director gerente y en la que también ejerce como máximo responsable de reestructuraciones de empresas en España. Además de Codere, en los últimos años la participación de Martínez-Fidalgo en procesos de reestrucuración financiera de empresas españoles ha resultado muy prolífica.

Eroski, Bodybell, Martinsa-Fadesa, Orizonia, Panrico o Service Point Solutions conocieron de cerca sus estrategias negociadoras en busca del mayor beneficio posible para los bonistas acreedores. También ha estado presente como responsable de Houlihan Lokey en las negociaciones que han acabado con el acuerdo para rescatar a Abengoa.

Martínez Sampedro elige a Pío Cabanillas

Otro viejo conocido que llega aal consejo de Codere es Pío Cabanillas, el que fuera director general de RTVE entre 1998 y 2000 y portavoz del Gobierno, bajo la presidencia de José María Aznar, entre 2000 y 2002.

Tras su cese volvió a la empresa privada para ser, primero, director general corporativo de Endesa y, después, director general de Imagen Corporativa y Marketing en Acciona, cargo que ejerce en la actualidad. Cabanillas ha sido elegido por Martínez Sampedro para que represente a Masampe –su sociedad patrimonial que ocupa la vicepresidencia de Codere–, en sustitución de Cristina Martínez Soria.

Transmisión del patrimonio a Codere Newco

El cambio de consejeros ha venido precedido de la constitución, el pasado 22 de abril y tras cumplirse las correspondientes condiciones suspensivas, de Codere Newco, una sociedad íntegramente participada por la multinacional del juego española, a la que se ha transmitido la totalidad del patrimonio.

La llegada de los representantes de los fondos ha provocado la salida del consejo de José Ignacio Cases, Juan Junquera, Encarnación Martínez Sampedro, Eugenio Vela, José Ramón Romero y Juan José Zornoza.

Fin a un proceso de tres años

Con todos estos movimientos se pone fin a un largo proceso de reestructuración que se inició hace tres años cuando los principales acreedores de Codere (Crédit Suisse, Barclays, BBVA y Houston Casualty Company) decidieron vender una línea de deuda con garantía de cobro preferente de 125 millones de euros a los fondos oportunistas Canyon Capital Finance y GSO Blackstone, ante el temor de que Codere no pudiera devolver lo prestado el 15 de junio de 2013, la fecha inicial del vencimiento. 

Desde entonces, constantes tiras y aflojas hasta que, en septiembre de 2014, los bonistas arrancaban de Codere bases del acuerdo de refinanciación y el nuevo reparto del capital que ahora ya se ha sustanciado. Solo quedaría la exclusión bursátil de la multinacional del juego para dejarlo todo atado y bien atado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad