Los franquiciados de DIA pagan los platos rotos del aceite regalado

stop

Las ofertas agresivas de leche y aceite, de hasta el 70% de descuento, dinamitan las cuentas de las tiendas franquiciadas

Clientes en un supermercado DIA de Madrid.

Madrid , 17 de junio de 2016 (01:00 CET)

El aceite hasta a 70% de descuento, que ha motivado la última investigación contra supermercados DIA por supuesta mezcla fraudulenta, ha generado un agujero en las cuentas de los franquiciados que –según relatan— los ha llevado a la quiebra.  

Las ofertas agresivas que DIA utiliza para ganar clientes es la causa de la mayoría de la quiebra de franquiciados, según explica un nutrido grupo de exfranquiciados afectados y que ahora se han querellado contra la cadena por estafa.  

El Ministerio de Agricultura investiga si el aceite de marca blanca DIA, que se vende a 2,19 euros el litro, está mezclado con otros aceites más baratos, tal como han denunciado los sindicatos Coag y Asaja. La cadena de supermercados ha negado que adultere el aceite para abaratar costes.  

Más vendes, más pierdes  

"La venta de aceite era para nosotros una máquina de tirar dinero. Mientras más aceite vendías, más dinero perdías. Con las ofertas de la segunda unidad al 70%, podía vender 10 cajas de aceite al día, es decir, 150 botellas y tener pérdidas por esas ventas, porque DIA no te paga los descuentos. Los asume el franquiciado", explica Jasone Ibarrondo, una exfranquiciada del País Vasco.  

Los franquiciados aseguran que el modelo de negocio de DIA es sumamente beneficioso para la cadena, pero completamente perjudicial para quien firma contratos de adhesión con la empresa.   "No tenemos forma de controlar lo que vendemos por las ofertas, por las promociones. Todos estamos convencidos de que DIA no paga lo que tiene que pagar, es decir, que las ofertas las pagamos nosotros", asegura Marga Mustienes.  

Los franquiciados no tienen el control de las ofertas y los cupones de descuento. No hay ninguna contabilidad transparente ni un sistema de control con el que el franquiciado pueda hacer sus cuentas. Deben confiar plenamente en las devoluciones que les hace DIA que –aseguran— nunca son suficientes.  

Frentes abiertos  

Además de las agresivas ofertas del aceite, DIA también está siendo investigada por vender por debajo del precio de coste, algo que, según sospecha el ministerio, también hace con la leche. Por si fuera poco, la cadena de supermercados afronta decenas de querellas por estafa de los franquiciados de cuatro países (España, Portugal, Brasil y Argentina), un movimiento liderado por el abogado David Perales, y en Francia han perdido juicios contra exfranquiciados que exigieron en los tribunales ser reconocidos como trabajadores de la cadena.  

Los supermercados españoles, líderes del low-cost, agresivos en precios y también en algunas relaciones comerciales, con franquiciados, trabajadores y proveedores, asegura que todas las acusaciones son falsas, que todas las querellas y denuncias son meras invenciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad