Los fraudes a las aseguradoras cuestan más de 550 millones

stop

Las denuncias falsas o exageradas de automóviles representan más de la mitad de los casos. Las aseguradoras han aumentado los gastos en peritajes

Estudiantes de cursos de peritaje analizando un automóvil. / Postgrado peritos

Barcelona, 25 de abril de 2016 (01:00 CET)

Accidentes donde se exageran los daños, lesiones que no existen o falsos robos realizados por una persona de confianza. Estos son algunos de los fraudes más habituales que detectan las compañías de seguros, que han ocasionado pérdidas por más de 550 millones de euros durante el año pasado.

Según la asociación ICEA, en el 2015 hubo 306.000 reclamaciones falsas, lo que supone el 1,22% del total de siniestros gestionados (alrededor de 51,7 millones de casos).

Más de la mitad de las denuncias falsas corresponden al sector de automóviles. Son casos de denuncias de responsabilidad civil por daños corporales y robos, y han ocasionado un resultado negativo de 289 millones de euros.

Le siguen los fraudes de daños falsos ocurridos en el hogar. Si bien globalmente tienen una incidencia pequeña, solo el 0,86% de los casos totales, su impacto económico representa el 6,21%. O sea, los defraudadores suelen exagerar los montos de las reclamaciones en este tipo de siniestros.

La investigación rinde

La detección de fraudes es una de las claves del negocio del seguro. Por cada euros que las compañías han destinado a investigar se han ahorrado 32,9 euros al detectar denuncias falsas o exageradas.

Pero las empresas han tenido que invertir más dinero en peritajes, un gasto medio de 75,5 euros por caso, porque "han aumentado los casos con reclamaciones inferiores a 500 euros", dijo Marta Rodríguez Varona, directora de formación de ICEA, a Efe.

Los 'mejores' engaños

Estas estadísticas se han difundido en el XXII Concurso sectorial de detección de fraudes, auspiciado por la patronal del seguro (Unespa). En este concurso se presentaron diversos casos, de los cuales se han elegido como ganadores a un fraude detectado por Línea Directa, con una trama de atropellos falsos y otra de lesionados fraudulentos que tenían en común a un mismo centro médico y al abogado reclamante.

La compañía Pelayo también descubrió el engaño de un hombre que tiró su coche, que ya estaba en mal estado, por una carretera secundaria, y argumentó que había tomado esa ruta porque se había encontrado con su amante y no quería dejar huellas.

Otros premios han sido para Mapfre Empresas, por detectar una venta de atunes fraudulenta, y para Fiatc por detectar un robo falso de un equipo de música en una discoteca. Esta aseguradora también obtuvo un galardón por detectar que detrás de tres siniestros personales, que parecían no tener relación entre sí, había un entramado de indemnizaciones familiares.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad