Madrid se llenará de bicicletas.

Los gigantes de la movilidad quieren inundar Madrid con 4.800 bicis

stop

Distintas empresas estudian ya solicitar su entrada en el concurso que Madrid ha preparado para antes de que termine el verano

Madrid, 11 de junio de 2020 (04:55 CET)

Sobrepasados los peores momentos por el coronavirus, las calles de Madrid se llenarán de bicicletas eléctricas sin anclaje antes del mes de octubre. El concurso de movilidad del ayuntamiento abre la puerta a la entrada de hasta 4.800 bicicletas eléctricas que rivalizarán con el servicio público de BiciMad. Y las grandes del sector, ya presentes en la capital y otros puntos de España con vehículos como patinetes y coches, están analizando su entrada en el mercado.

Fuentes oficiales de las distintas empresas consultadas por Economía Digital apuntan que están estudiando las condiciones para desembarcar. La española Cooltra, la italiana Mobike, ahora rebautizada como Movi, y la estonia Bolt, cuyo que opera en la capital se limita ahora mismo solo a patinetes eléctricos, serían los primeros interesados.

Mobike, Bolt y Cooltra analizan la oferta del Ayuntamiento de Madrid

Cooltra es uno de los servicios de motos compartidas más populares de España, pero en los últimos meses también ha estado explorando las bicicletas eléctricas. El último punto en el que las ha puesto a rodar ha sido Barcelona, donde el Ayuntamiento de Ada Colau ha concedido cerca de 4.000 plazas a un total de siete empresas.

Lo mismo sucede con Bolt, la empresa de movilidad con sede en Tallín (Estonia) que opera con el nombre de Taxify en otros países de Europa en los que planta cara a Uber. Conocida por haber levantado cerca de 400 millones de dólares de grandes inversores y por tener como fundador a un joven Forbes, Bolt ha diversificado su apuesta y se prepara para crecer con bicicletas en más puntos de España

¿Y Cabify? La compañía descartó su participación en el concurso cuando fue preguntada por este medio. No obstante, no hizo comentarios a la posibilidad de que lo hiciera su participada Movo, compañía de la que también es accionista el fondo Seaya Ventures, de Beatriz González.  Si la empresa toma la decisión de lanzarse al concurso del Ayuntamiento de Madrid, se convertiría en la empresa de movilidad compartida más multimodal del mercado, al contar además con patinetes, motos y con coches (VTC y taxis).

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid explican que todavía no han recibido ninguna solicitud formal, si bien el concurso se lanzó hace apenas unos días. La previsión es repartir los vehículos desde este verano de forma limitada del siguiente modo: 2.000 bicicletas en el interior de la M-30 y otras 2.800 en el exterior de la vía de circunvalación.

Los promotores, advierten desde el consistorio, deberán cumplir con las medidas de seguridad para preservar la salud de los madrileños frente al coronavirus: limpieza diaria de las bicicletas y exigencia del uso obligatorio de guantes a sus usuarios.

Uber espera

Otras compañías consultadas todavía están llenas de dudas. Es el caso de Uber, que ha decidido fusionar sus operaciones en el mundo con Lime. La empresa de la que es máximo accionista y de la que también participa la matriz de Google (Alphabet) sigue estudiando con qué marca operará en función del país en el que sea más fuerte. 

De momento, en España los patinetes que se quedan son los de Lime, mientras que los de la marca Jump, los de Uber, se retiran, como adelantó este medio

La llegada de nuevos operadores a Madrid supondrá el segundo gran despliegue de bicicletas tras la frustrada aventura en la que se embarcaron Ofo y Obike. Las dos empresas chinas llegaron entre 2017 y 2018 y se instalaron en la capital con cientos de vehículos, pero cerraron de manera discreta tras un par de años en el país al no encontrar el modo de ser rentables.

Hemeroteca

Movilidad Smart city
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad