Los hermanos Dalmau profesionalizan Custo Barcelona por la gestión

stop

TÉXTIL

Los hermanos David y Custo Dalmau, propietarios de Custo Barcelona

16 de marzo de 2012 (18:30 CET)

“No somos los mejores gestores del mundo, nos falta visión de negocio”. Con estas palabras, David Dalmau justifica el paso que él y su hermano, el diseñador Custo Dalmau, han decidido dar este año con el objetivo de hacer crecer la marca Custo Barcelona. Quieren mantener la mayoría de las acciones del grupo y ceder la gestión. “Mi hermano es muy bueno en la definición de un producto y yo en marca. Pero ahora lo queremos hacer mejor”, declara a Economía Digital.

Deja claro que quieren huir del capital riesgo. “No necesitamos una inyección de capital sin más, tenemos que definir un nuevo plan de negocio”. Reconoce que están abiertos incluso a incluir “a un socio industrial”. Por ello, han contratado los servicios de dos consultorías. Una se encarga de buscar al candidato para gestionar el grupo y otra al inversor que aporte capital para pagar el plan de expansión.

Su objetivo es cerrar el acuerdo en verano y ya tienen “una oferta encima de la mesa”. Pero quieren analizar otras alternativas “porque es más financiera que de gestión”.

Reestructuración

Ya han dado el primer paso para reorientar el negocio. El pasado 27 de enero, los hermanos Dalmau fusionaron las dos grandes sociedades del grupo: Blue Tower absorbió las actividades que se realizaban en la compañía Ministry of Sales. Con esta operación de entrada mejoran el cash-flow. Evitan duplicidades en el pago del IVA porque se ahorran las facturas internas.

“Somos un grupo pequeño que facturamos 60 millones de euros, no tiene sentido dividir las sociedades por actividades”. Sobre todo, según explica, por el control de lo que pasa en las distintas compañías del grupo. Comenta que hace poco se encontraron con un problema con un colaborador que no había abonado los impuestos de exportación en una empresa que está en la órbita del grupo pero no bajo su control directo. “Nos dimos cuenta que tenía una deuda con Hacienda” y afirma que se solventó en el mismo momento.

Un tropiezo como esto puede dañar su activo más preciado: la imagen de la marca Custo. “Tenemos una gran marca, pero no una gran empresa”, asegura David Dalmau. Precisamente, para evitar que se les escape de las manos confían en encontrar el gestor externo ideal para compensar el punto más flojo de toda la compañía.

La marca Custo Barcelona está en manos de la sociedad Domus Viator, cuyos administradores son Custo y David Dalmau. En Blue Tower trabajan 250 personas y los hermanos han firmado tres grandes licencias: con Idesa la linea de perfumes; los relojes están en manos de Genesa; y, la más reciente, con Vistamax los complementos ópticos. Trabajaban con Indo, pero tras el concurso de acreedores firmaron con la sociedad creado por los ex directivos de la multinacional española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad