Los inversores extranjeros creen en Barcelona

stop

En el primer semestre se han invertido 1.665 millones de euros, el 42% más que en 2012

06 de noviembre de 2013 (12:32 CET)

Barcelona tiene un interés turístico, pero también económico. Por ello, los inversores extranjeros siguen creyendo en la capital catalana para destinar parte de su capital. Así, en los primeros seis meses del año, el volumen de la inversión extranjera productiva ha ascendido hasta los 1.665 millones de euros. Esta cifra es el 42% superior a la del año anterior y supone el mejor semestre en la serie estadística disponible.

La confianza que genera Barcelona de puertas afuera es fruto, según la teniente alcalde de Economía, Sònia Recasens (CiU), de “la elevada capacidad inversora de la ciudad, el compromiso municipal de pagar a 30 días a los proveedores y la buena salud financiera”.

Interés avalado por diferentes firmas

Varias son las agencias crediticias y organismos que avalan la solidez de la capital catalana como foco de inversión. El informe European Investment Monitor/Atractiveness Survey de Ernst & Young señala que la capital catalana ocupa la tercer posición en Europa en captación de proyectos. En este mismo sentido, el Global Investment Monitor de KPMG la sitúa en el top ten de destinos en inversión extranjera entre 2008 y 2012.

Incluso el Financial Times se ha hecho eco de la influencia no sólo de Barcelona, sino de Catalunya. La sitúa como la segunda región europea en volumen de inversión extranjera, la cuarta en número de proyectos y la tercera a nivel de creación de puestos de trabajo. En concreto, esta publicación asegura que se han generado 4.095 empleos.

Atracción turística


A nivel turístico, Barcelona también goza de buena salud. Es la tercera ciudad de Europa preferida por los inversores hoteleros, sólo por detrás de Londres y París. Además, es la tercera a nivel mundial en congresos internacionales y es el quinto destino del mundo según Trip Advisor y el cuarto según Travelers Gogobot.

Destino de nuevas sociedades

En paralelo al encanto que tiene Barcelona par los inversores extranjeros, es una de las provincias que ha experimentado un gran crecimiento en el número de sociedades constituidas. En concreto, entre enero y agosto se han registrado casi 10.000, es decir, un incremento del 11,3% respeto al mismo periodo del año anterior.

Asimismo, el capital suscrito de estas nuevas compañías ha sido de 597,7 millones de euros. Esta cifra duplica la de 2012 y se sitúa a niveles anteriores a la crisis.

Parte del éxito de esta confianza que genera la capital catalana se debe a Barcelona Growth, una iniciativa lanzada por el ayuntamiento que dirige Xavier Trias (CiU), que cuenta con la colaboración de diferentes agentes del ámbito privado para situar a la ciudad como uno de los centros business más importantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad