Los millonarios nacen (no se hacen)

stop

Un estudio científico revela la conexión entre los niveles de testosterona captados en el periodo de gestación con la riqueza obtenida en un futuro por el individuo

Una mujer embarazada

Barcelona, 03 de febrero de 2017 (13:00 CET)

La capacidad para hacerse millonario, según un reciente estudio, no sólo tiene que ver con la familia de procedencia, la educación o las propias ganas de adquirir tal condición. Las dotes para ganar dinero se adquieren mucho antes, en la fase perinatal, durante la gestación en el útero de la madre.

De acuerdo con un grupo de investigadores de la Escuela Superior de Economía (HSE) de Moscú (Rusia), la exposición del feto a ciertos niveles de testosterona determina la capacidad de esta futura persona para hacer fortuna. Circunstancia, además, que se puede comprobar con una medición de los dedos de la mano.

En concreto, a través del índice 2D:4D, un biomarcador que mide la exposición prenatal a la testosterona, y el nivel de sueldo. El índice 2D:4D se calcula a partir de la división entre la longitud del dedo índice y el anular. El resultado refleja el grado de exposición a la testosterona segregada por los ovarios de la madre durante el embarazo.

En el estudio, que ha sido publicado en la revista científica Economics and Human Biology, los investigadores escanearon y midieron las manos de los participantes en el estudio, que también fueron entrevistados. Como conclusión averiguaron que hay "una correlación negativa directa entre los niveles de sueldo y el ratio 2D:4D". Es decir, cuanto menor era el resultado de la división entre ambos dedos, más dinero tenía el sujeto, fuese hombre o mujer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad