Los Puig 'echan' a Fernando de la Rúa y a su hijo Antonio, ex de Shakira

stop

BATALLA LEGAL

Shakira con su ex compañero sentimental Antonio de la Rúa

28 de enero de 2013 (20:32 CET)

La batalla legal que mantiene la cantante colombiana Shakira y su ex compañero sentimental Antonio de la Rúa, ha llegado a la casa de los perfumeros Puig. La familia catalana, dueña de uno de los conglomerados más importantes del sector, ha decidido renovar la cúpula de la sociedad que gestiona la línea de perfumes de Shakira, Scents & Senses Company, de acuerdo con la gestión empresarial de la carrera de la artista.

El primero en verse afectado por esta decisión fue el ex mánager de la estrella colombiana, cuyo cargo en el consejo de administración fue revocado en julio. La misma fecha en la que Shakira notificaba al abogado de De la Rúa que diera por concluidos sus servicios.

Este enero ha llegado el turno a su padre, el ex presidente de Argentina, Fernando de la Rúa. El encargado de recoger el testigo de Carlos Menem en el país andino hasta que estalló la crisis del corralito, accedió al consejo de la sociedad de Puig en 2008. Así consta inscrito en el Registro Mercantil.

Demanda millonaria


De la Rúa hijo demandó a Shakira, quien recientemente ha sido madre, ante la Corte Superma del estado de Nueva York (EEUU). Exige que la estrella colombiana le pague más de 74 millones de euros (100 millones de dólares) en compensación por haber abandonado su carrera para acompañarla y gestionar su trayectoria musical.

Los abogados del vástago del ex presidente argentino recuerdan que fue a lo largo de estos años cuando Shakira se convirtió en una estrella internacional, según publican los medios estadounidenses. También han cargado contra la colombiana, al acusarla de no querer negociar con su ex compañero sentimental para evitar el periplo judicial.

Posible pacto

Las últimas semanas han proliferado las informaciones en los medios del sector sobre el posible pacto entre ambas partes que les ahorraría una visita a los Tribunales. Apuntan a que el acuerdo económico llegaría a los 20 millones de euros, 54 menos de los que le exige De la Rúa en su demanda.

Pesa al posible acuerdo, el distanciamiento entre la cantante y la familia De la Rúa persistirá en sus negocios. Como ha ocurrido en el trabajo de Shakira y los Puig.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad