Los sindicatos denuncian a Seat por ocultar accidentes de trabajo

stop

La compañía niega que esté derivando accidentes laborales a la Seguridad Social y alega que está invirtiendo en sus servicios médicos

Unidades de Seat producidas en la fábrica de Martorell (Barcelona), en una imagen de archivo. / EFE

Barcelona, 10 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

La paz social en Seat, sellada con el convenio colectivo firmado en junio, se desvanece. Los sindicatos de Seat Componentes, la fábrica de cambios de marcha del grupo, que emplea a 1.100 personas, han presentado una denuncia ante Inspección de Trabajo de la Generalitat contra la empresa por supuestas irregularidades en la gestión de los accidentes de trabajo, según ha podido saber Economía Digital.

El comité de empresa de Seat Componentes, en el que están UGT, CCOO y CGT, actuó en bloque para denunciar, desde el Comité de Salud Laboral, que el servicio médico de la compañía está derivando a trabajadores que han sufrido accidentes en su puesto de trabajo a la Seguridad Social, para que queden fuera de las estadísticas de accidentalidad laboral. La empresa tiene conocimiento de la denuncia pero niega los hechos.

"El motivo [de la denuncia] son los numerosos casos que nos encontramos en que se deriva a la Seguridad Social a personas que acuden al servicio médico tras sufrir daño por motivo de su actividad laboral. Desde el servicio médico, se alega que los accidentes no traumáticos no tienen un origen laboral claro", argumenta el comité de empresa en una nota informativa interna.

Las partes se emplazan a una reunión

La denuncia ante Inspección de Trabajo se presentó la última semana de octubre y fue comunicada también a la empresa, que convocará en breve a los sindicatos para tratar el tema, según explicó Seat a Economía Digital. De hecho, este mismo miércoles, tras la llamada de este medio a la compañía, sus responsables han hecho saber a los sindicatos que les llamarán para agendar una reunión con el jefe de los servicios médicos.  

Seat aseguró que "considera como accidente de trabajo los casos que legalmente lo son" y agregó que el comité de empresa de Seat Componentes no concretó de qué accidentes habla cuando asegura que en muchos casos no se reconocen como accidentes.

Tendencia creciente, según los sindicatos

Fuentes de CCOO y la CGT aseguraron que la derivación de casos a la Seguridad Social es una tendencia creciente que empezaron a detectar hace más de un año. Se trata, añadieron, de casos de todo tipo, desde golpes a lesiones, e incluso se cuestionan accidentes in itinere, es decir aquellos que tienen lugar en el trayecto de casa al trabajo o viceversa, y que la ley también considera accidente laboral.

En estos meses, unos diez trabajadores de Seat Componentes han presentado denuncias individuales, aunque las mismas fuentes añadieron que éstas son solo la punta del iceberg, ya que la mayoría de afectados no denuncia por no hacer los trámites administrativos y por miedo a represalias. Desde Seat, se cifró en nueve casos este año en toda la empresa, de los que tres se resolvieron y dos de ellos, favorables a la empresa.

Discrepancias entre los centros

La denuncia la ha puesto sólo el comité de empresa de Componentes, pero sus delegados sindicales aseguraron que en el principal centro de Seat, en Martorell, se produce la misma situación. Según la CGT, en Martorell todavía no se ha denunciado porque están a la espera de recabar todos los datos, ya que aunque también existen denuncias individuales, todavía no las han podido cuantificar. Al tratarse de una plantilla de más de 10.000 personas, el acceso a dichos datos es mucho más difícil.

Pero hay otro factor por el que Martorell, de momento, no ha seguido los pasos de Seat Componentes. En este centro, CCOO y CGT suman más delegados que la UGT y hay unidad de acción sindical, mientras en Martorell, la UGT, con Matías Carnero, tiene la mayoría absoluta y su criterio a menudo no coincide con el de CCOO y, sobre todo, con el de la CGT. Éste último es el sindicato más combativo, mientras la UGT ha mostrado habitualmente un perfil más pactista.

Más inversión

Las causas que los sindicatos ven tras la tendencia de derivar accidentes a la Seguridad Social son, por un lado, mejorar la estadística de accidentalidad laboral, y por el otro, ahorrar en costes sanitarios. Seat cuenta con centros médicos propios desde hace años y actualmente está construyendo un nuevo centro de salud en Martorell.

El fabricante de coches del grupo Volkswagen argumentó que no sólo no está intentando ahorrar en sus servicios sanitarios sino que está invirtiendo en ellos. En abril puso la primera piedra de su nuevo Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS), que se culminará en los próximos meses y que ha supuesto una inversión de tres millones de euros.

Este nuevo centro tendrá una superficie de 1.300 metros cuadrados, contará con 25 profesionales en áreas como traumatología, radiología y cardiología y estará especializado en tres ámbitos: medicina preventiva, asistencial y rehabilitadora. Seat prevé que pasen por allí 10.000 personas al año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad