Los trabajadores de Telefónica cambian aportaciones al plan de jubilación por incremento de salario

stop

LABORAL

César Alierta

29 de abril de 2013 (21:20 CET)

A males coyunturales medidas que, de entrada, se presentan como tal. Ésta ha sido la máxima a la hora de negociar los convenios laborales de la cúpula de Telefónica y los comités de empresa de las distintas sociedades del grupo. La multinacional presidida por César Alierta ha firmado las últimas semanas los documentos que recogen las relaciones laborales que afectan a 32.000 personas en los que, a grandes rasgos, los trabajadores han conseguido mantener las condiciones sociales a cambio de congelar las aportaciones a su plan de jubilación.

Esta medida durará 15 meses y afectará tanto a la aportación que realiza Telefónica como a la de los propios empleados a través de sus nóminas, afirman fuentes sindicales a Economía Digital. Aunque los trabajadores que quieran mantener su parte pueden solicitarlo a la dirección del grupo.

El ahorro por parte de la multinacional es “importante”, señalan los mismos interlocutores, a pesar de que desconocen la cifra exacta. Se trata de un dato que la dirección guarda con recelo, aunque aseguran que es clave para mejorar los resultados del grupo en España. Los ingresos en el país cayeron el 13,2%, hasta los 14.985 millones de euros en 2012.

Garantías

Alierta ha cerrado acuerdos con las plantillas del negocio fijo, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones. En su conjunto, suman cerca de 32.000 empleados (unos 27.000 trabajadores en el ámbito fijo, casi 4.000 en el mundo móvil y cerca de 1.000 en Soluciones).

Todos estos documentos garantizan que se mantendrá la plantilla en los años de vigencia. Además, la multinacional se compromete a no renunciar al convenio y a no aplicar las condiciones de la última reforma laboral a lo largo de este período, según los trabajadores.

Incremento salarial


Los convenios también marcan los incrementos salariales que habrá a lo largo de estos años. En la parte fija de Telefónica España, empresa y sindicatos han pactado una revisión del 1% para 2013 y 2014. El mismo importe que en la división de móviles, aunque en su caso han acordado un nuevo convenio. En las otras dos sociedades se ha prorrogado el actual con la posibilidad de mantenerlo también en 2015.

Los documentos de Telefónica suelen contemplar la posibilidad de prolongar su vigencia, afirman los sindicalistas. La clave que garantiza su actualidad es la negociación permanente de los puntos que más afectan a la productividad: básicamente, la organización del trabajo. En contraprestación, se blinda la movilidad laboral y los puestos de trabajo. El diálogo entre dirección y trabajadores es “fluido” para garantizar la viabilidad de la compañía, sentencian los mismos interlocutores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad