Los trabajadores de Yamaha ganan el pulso a la compañía

stop

RECONVERSIÓN INDUSTRIAL

Cristina Farrés

Representantes del comité de empresa de Yamaha en la puerta de la 'conselleria' de Empresa i Ocupació
Representantes del comité de empresa de Yamaha en la puerta de la 'conselleria' de Empresa i Ocupació

10 de febrero de 2012 (11:41 CET)

Yamaha abandonará la factoría de Palau-solità i Plegamans (Barcelona). Un año después de anunciar sus intenciones de dejar España y centrar la producción europea en el centro francés de Saint Quentin (Francia), ha firmado un preacuerdo con el comité de empresa del grupo. Pero han perdido la batalla ante la representación sindical. Los trabajadores, agrupados bajo una única central, CCOO, han ganado el pulso a la multinacional y han impuesto sus condiciones en el documento final.

Antes de abandonar la fabrica catalana y traspasar los activos industriales al grupo de logística Sesé, tendrá que indemnizar a los empleados. Según fuentes conocedoras de la operación, los trabajadores se incorporarán a la compañía aragonesa sin conservar la antigüedad. En el preacuerdo, el comité incluso ha conseguido que les paguen más de 45 días por año trabajado. Paralelamente, los nipones han previsto un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas. En este caso, la indemnización es mayor.

Este plan fue, precisamente, el que paralizó la negociación el pasado noviembre. El comité lo reivindicaba para proteger a la plantilla si, en el futuro, los resultados de la empresa no se mantenían en los niveles actuales. Yamaha está en azul en Palau-soltià i Plegamans, por ello no ha podido abandonar el país con un expediente de regulación de empleo (ERE). Unos resultados que no se aseguran con el cambio de actividad.

Votación

Para conseguir el visto bueno final, este viernes a la una del mediodía la plantilla votará en asamblea si acepta o rechaza el preacuerdo. Si finalmente se acepta, el traspaso de activos se hará “en el menor tiempo posible”, tal y como señala el mismo interlocutor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad