Luis Conde toma la batuta para digirir su 'Resurrección'

stop

El cazatalentos propietario y presidente de Seeliger y Conde organiza los fastos del 25 aniversario de la firma que preside con un concierto en el Palau de la Música en el que una orquesta sinfónica interpretará a Mahler bajo su dirección

Luis Conde y Esperanza Aguirre en una rueda de prensa conjunta en República Dominicana

Barcelona, 25 de febrero de 2015 (21:18 CET)

Gustav Mahler era un compositor bohemio. Entre 1888 y 1894 este austriaco compuso la Sinfonía número 2 en do menor, conocida como Auferstehung ('Resurrección' en alemán). Sostenía que crear una sinfonía era como "construir un mundo con todos los medios posibles". Su obra, la segunda sinfonía, era una recreación de un funeral.

Construida con cinco movimientos, el segundo de ellos es un recuerdo de tiempos felices de la vida que se apagó; el cuarto, una alegoría al renacimiento de la fe. Son justamente los dos movimientos que la Orquesta Sinfónica del Vallès interpretará el jueves 26 de marzo en el Palau de la Música de Barcelona con la participación de la mezzosoprano (y también consultora de la empresa) Alessandra Passalacqua y bajo la dirección del cazatalentos Luis Conde.

Pasión por la púrpura

Con ese boato, el empresario y presidente de Seeliger y Conde Amrop celebrará el 25 aniversario de su empresa de selección de altos directivos. Conde no ahorrará en grandilocuencia para festejar el cumpleaños de su compañía de headhunters, que se ha convertido en una referencia en la Ciudad Condal y en una de las principales de España. Su extrema pasión por Mahler, la misma que confesó Alfonso Guerra, le ha llevado a decir en algún foro empresarial que ha escuchado cientos de veces la sinfonía Resurrección.

Su propensión a la púrpura es conocida en círculos empresariales, igual que su interés por la navegación. Ambas cosas las demostró cuando en 2008 fichó a Iñaki Urdangarin para un consejo de la empresa que debía promover negocio en el ámbito del deporte. El asunto no funcionó y el duque de Palma dejó aquella obligación con Conde después de facturarle unos 40.000 euros por diferentes gestiones que habría realizado. Pero el hombre que ha seleccionado a los principales directivos de grandes empresas españolas siguió probando cómo hacer mayor su red de contactos en todos los ámbitos. Navegación en estado puro.

Aguirre se suma a su red

La más sonada de sus incorporaciones tuvo lugar hace poco más de dos años: la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre se incorporó a Seeliger y Conde con la encomienda de abrir mercado para la firma en América Latina. Según explicó entonces el empresario a Economía Digital, Aguirre recibiría una retribución de carácter variable en virtud del negocio aportado y de los contactos que promoviera desde la oficina de Madrid, a la que se incorporó.

Seeliger y Conde posee oficinas en Houston y Miami, además de Barcelona y Madrid. De la primera de las localizaciones tejana es, justamente, de donde procede la mezzosoprano que participará con Luis Conde en el acto del aniversario. En Miami, en cambio, es donde el empresario se ha sometido a un entrenamiento con una orquesta sinfónica para dirigir la obra de Mahler.

Asistentes por millares

El aniversario es un festejo en el que Seeliger y Conde deberá invertir un mínimo de 12.000 euros, la tarifa que supone alquilar la sala grande del Palau de la Música de Barcelona con todos los servicios incluidos. Allí caben unas 2.000 personas. Conde, que ha preparado hasta el extremo ese aniversario, calcula que podrá reunir a unas 1.500. Las invitaciones hace días que han comenzado a circular y, entre el empresariado barcelonés, se apuesta por quién irá y quién disculpará su presencia. El cazatalentos ya dice a alguno de los invitados que entre los asistentes previstos habrá varios ministros que han confirmado su presencia.

La singular convocatoria no es la única de las que Conde realiza para tejer su red de contactos al más alto nivel. En su finca Mas Anglada, de Fonteta, en el Ampurdán, convoca un encuentro gastronómico de invierno con carácter anual en el que reúne a lo más granado de la alta sociedad barcelonesa y una parte de las 23 empresas del Ibex que confían sus selecciones de directivos a la firma que preside. En 2013, el presidente Artur Mas, en las antípodas ideológicas del consultor, participó en el Civet de Fonteta acompañado por nada menos que cinco consejeros de su gobierno. Amante extremo de los detalles, allí produce su propio vino, que embotella con un juego de palabras que contiene los nombres de sus hijos.

'La Vanguardia', su otra pasión

El momento de gloria de Conde se producirá cuando a las ocho de la noche del jueves 26 de marzo el director del periódico La Vanguardia, Màrius Carol, inicie los fastos con la presentación del acto. Tras pronunciar unas palabras, y smoking adecuado, el miembro del consejo de administración del Grupo Godó Luis Conde tomará la batuta. Será el momento de la Resurrección de Mahler.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad