Una carta interna de contenido sexista ha causado un gran revuelo en Google. Sundar Pichai, consejero delegado de Google, en el MWC de Barcelona de 2015. EFE/Toni Albir

La historia detrás del escándalo machista que sacude Google

stop

James Damore, el ingeniero despedido por Google tras difundir una polémica carta interna, explica cómo se gestó el documento

Economía Digital

Una carta interna de contenido sexista ha causado un gran revuelo en Google. Sundar Pichai, consejero delegado de Google, en el MWC de Barcelona de 2015. EFE/Toni Albir

Barcelona, 09 de agosto de 2017 (18:42 CET)

“Los hombres tienden a sentirse más cómodos si trabajan con cosas en lugar de con personas. Los hombres son más agresivos a la hora de alcanzar cierto status, a subir los peldaños del liderazgo corporativo, frente a las mujeres que lo intentan y sienten gran ansiedad cuando piden un aumento”. Este es un extracto de la carta interna que ha puesto en la picota a Google en las últimas horas.

Todo comenzó el pasado lunes, cuando Sillicon Valley se despertó alarmado por un texto difundido por uno de los ingenieros de Alphabet, matriz del popular buscador, en el que se defendía la predisposición biológica de los hombres frente a ciertos trabajos técnicos, claves para la tecnológica, en oposición a las mujeres. Al mismo tiempo, James Damore -nombre del empleado autor del documento- criticaba las políticas de captación y promoción de mujeres en la empresa y el excesivo ánimo progresista marcado por la actual dirección de Google.

Tras un día entero de rumores y jaleo en las redes, Sander Pichai, consejero delegado del grupo, salía a la palestra para anunciar, de manera implícita, el despido de Damore, por violación del código de conducta interno de la compañía. El ingeniero protagonista de esta historia ya ha reaccionado: denuncia a la empresa por supuesto despido improcedente y entrevista al canto para explicar cómo se inició este embrollo.

Un encuentro secreto y "vergonzoso"

Damore se ha explicado este miércoles en una entrevista con Stefan Molyneux, un popular youtuber próximo al movimiento alt-right, o extrema derecha alternativa, tan cercana al actual presidente estadounidense, Donald Trump. El ya exingeniero de Google asegura que decidió escribir el manifiesto después de acudir a uno de los programas sobre diversidad organizados por la empresa. Una actividad casi secreta y “vergonzosa”, según la ha descrito Damore.

“Fui al programa sobre diversidad de Google. Que no fue grabado, totalmente sigiloso. Escuché cosas con las que estoy en completo desacuerdo. Tuve algunas discusiones también. Existía un montón de pudor y de ‘No puedes decir eso. Es sexista', y 'No puedes hacer eso' (…) Hay tanta hipocresía en las cosas que dicen… que decidí crear el documento para clarificar mis pensamientos”, relata Damore.

El ex empleado de la tecnológica asegura en la entrevista que otros colegas de la empresa le animaron a escribir esta especie de manifiesto, al sentirse “aislados y alienados” con los principios marcados desde la dirección del grupo. Incluso llega a afirmar que más profesionales de ideología conservadora están pensando en abandonar la empresa, ya que la inclinación izquierdista de la dirección está yendo a más. “Realmente pensaba [cuando escribí la carta] que Google tiene un problema que ha de arreglar por sí misma”, sostiene Damore. 

Machismo en Sillicon Valley

La polémica fruto de esta carta abre un debate que no es nuevo en el sector tecnológico estadounidense. A pesar de que la presencia de mujeres en perfiles técnicos cada vez es mayor en firmas como la propia Google, Facebook o Apple, los hombres siguen representando una amplia mayoría en sus plantillas. Un hecho que ha levantado críticas y reflexiones en torno al supuesto machismo reinante en Sillicon Valley. 

Uno de los escándalos más recientes tuvo como protagonista a Uber. La pasada primavera se descubrió cómo la dirección de la empresa de transportes minusvaloró y despreció las denuncias de acoso sexual de una de sus ex-empleadas, Susan Fowler, que acabó revelando las prácticas machistas de algunos altos cargos en su blog personal. Tras el revuelo mediático, Uber abrió una investigación interna de varios meses, que desembocó a comienzos de junio en el despido de 20 empleados y una advertencia formal para otros 30 trabajadores de la empresa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad