Mariona Carulla cambia los estatutos del Palau de la Música a la segunda oportunidad

stop

MAYOR PODER DE LA JUNTA DIRECTIVA

La presidenta del Palau de la Música, Mariona Carulla, en una imagen de archivo

en Barcelona, 11 de febrero de 2015 (12:17 CET)

La presidenta del Palau de la Música, Mariona Carulla, ha conseguido cambiar los estatutos del Orfeó Català casi un año después de intentarlo por primera ocasión. Tras una moción de censura y unos nuevos comicios, Carulla ha obtenido 350 votos favorables de los 365 asistentes a la asamblea extraordinaria.

Fuentes de la junta directiva aseguran que las nuevas reglas de dirección se adaptan mejor "a los nuevos tiempos" y consiguen que la gestión del Palau sea "más moderna y ágil, al mismo tiempo que incluye mejoras lingüísticas".

También señalan que la propuesta aprobada "amplía y mejora" la iniciativa anterior. El pasado marzo, la asamblea votó por separado y tumbó las siete propuestas que Carulla puso sobre la mesa. Ante la falta de apoyos, la presidenta retiró antes de celebrarse la asamblea una operación inmobiliaria que implicaba traspasar la propiedad de varios locales del Palau de una sociedad de la institución a otra.

Estabilidad de Gobierno


La transacción se ha quedado en un cajón. Ahora, la propietaria de Agrolimen junto a sus hermanos se ha limitado a añadir "estabilidad" en el gobierno del Palau. Ha ampliado la duración de los cargos a cuatro año en lugar de las rotaciones que existían hasta la fecha; faculta a la junta como la única que puede proponer a un candidato para ocupar una vacante en el órgano directivo (elimina la posibilidad de que se proponga con 20 socios); y establece una jornada electoral para escoger a la junta.

También elimina el aval de dos miembros para incorporarse al Orfeó e incrementa el número de socios mínimos que pueden convocar una asamblea extraordinaria. Hasta la fecha, se necesitaban 150 firmas. Si alguien quiere solicitar la media necesitará ahora, requiere 190 apoyos. El 10% de los 1.900 socios actuales.

Hacer frente a la oposición


No es la única medida que los críticos con la gestión de Carulla en el Palau indican que se ha implementado para limitar la oposición. La junta directiva ha conseguido reforzar sus atribuciones para iniciar acciones legales ante cualquier tribunal o autoridad administrativa.

El Palau de la Música es la institución cultural, catalanista y burguesa de referencia en Cataluña. El Orfeó Català se reivindica como tal, pero el saqueo confeso de los predecesores de Carulla en el cargo, Félix Millet y Jordi Montull, y las acusaciones a su sucesora después han minado su reputación. No en vano, Convergència Democràtica, el partido del presidente Artur Mas, tiene la sede embargada para pagar la fianza de sus supuestas vinculaciones con el caso Palau.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad