Marsal y Hermosilla, imputados por 'saquear' la UPM

stop

ESCÁNDALO PATRONAL

Antoni Marsal

08 de febrero de 2013 (19:52 CET)

Antoni Marsal y Ángel Hermosilla, ex presidente y ex director general de la Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM), han sido imputados por malversación de 310.519 euros de la institución que representa a 18.500 empresas catalanas. Los juzgados de Barcelona investigan el desvío de fondos perpetrado por ambos directivos. El origen de estas cantidades, según la imputación, son subvenciones del Estado y la Generalitat destinadas a organizar cursos de formación.

Los propios trabajadores de la sede de la patronal, situada en Barcelona, denunciaron el saqueo del presidente y su número dos en mayo del año pasado. ¿Cobraban por su trabajo en la UPM? Los estatutos de la institución dicen de forma clara que el cargo no es remunerado. Marsal y Hermosilla habrían emitido facturas falsas a lo largo de cinco de los seis años en los que lideraron la patronal.

Querella de la junta

La junta directiva de la UPM presentó una querella a finales de noviembre para reclamar las cantidades desviadas de la organización. La cúpula de la entidad calcula que los cobros irregulares ascienden a 745.395 euros, según publica este viernes El País. Fijaron el importe tras auditar las cuentas de la patronal y repasar todas las facturas que se pagaban.

Antes de ir al juzgado de lo penal, pidieron a Marsal y Hermosilla que devolvieran todo el dinero por la vía administrativa. Pero la alternativa no prosperó. Algunas voces de la cúpula directiva no veían con buenos ojos llegar a este extremo, presentar una querella e ir a juicio. Pero el mensaje que recibieron de sus asesores legales era claro: si no tomaban acciones al respecto, serían corresponsables al no impedir los cobros irregulares. Al final, decidieron protegerse jurídicamente.

Marsal, el principal beneficiario

La mayor parte de los fondos desviados tenían como beneficiario a Marsal, según apunta la querella. El ex directivo de Estampaciones Sabadell cobraba a través de las sociedades MCR Capital y Activos Humanos y Cuatro 21.

El ex director autorizaba los pagos y era el receptor de una pequeña parte de los cobros irregulares. La querella también indica que Hermosilla facturaba a la patronal a nombre de su mujer por servicios que nunca se prestaron.

Trabajadores

La UPM está dirigida ahora por Josep Maria Pujol y Mariano Domingo, un profesional que el presidente honorífico de Ficosa fichó a través de una empresa de cazatalentos. En el período de transición desde que Marsal dimitió hasta que Pujol tomó las riendas de la patronal, los empresarios del metal reconocieron que su continuidad peligraba.

Los trabajadores denunciaron a través de una carta la situación de la UPM. Descubrieron que, en cinco ejercicios consecutivos, la organización pasó de disponer de unas reservas de 595.000 euros a estar en números rojos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad