Más de 30 multinacionales buscan programadores a la desesperada y no los encuentran

stop

Las empresas hacen ofertas a españoles en chats especializados, los persiguen en LinkedIn y hasta ofrecen dinero a los empleados que recomienden candidatos. A pesar de los esfuerzos, casi nunca tienen éxito

Feria Europea del Empleo Digital, celebrada en Madrid.

Madrid , 20 de noviembre de 2015 (22:58 CET)

IBM España busca a 20 especialistas en cloud computing, Dynamics de Microsoft, Analytics y Seguridad. Huawei quiere fichar ingenieros informáticos o de telecomunicaciones con más de ocho años de experiencia y dispuestos a viajar. La consultora francesa Alten, con 18.000 trabajadores en el mundo, necesita expertos en software para industrias aeronáutica y ferroviaria y Accenture ofrece contratos en Madrid a expertos en lenguajes nuevos de big data como Spark y Hadoop.

En total, 32 empresas tecnológicas multinacionales participaron en la Feria Europea del Empleo Digital, celebrada en la sede de Telefónica este viernes en Madrid, para conseguir empleados pero ninguna ha tenido éxito en fichar a todo el personal que necesitan.

Ofrecieron centenares de puestos de trabajo y las empresas están dispuestas a dar casi lo que sea: sueldos muy elevados, trabajar desde casa o incluso la figura del freelance con la que los expertos cobran por proyecto. ¿El problema? A pesar de los cinco millones de parados en España no encuentran los perfiles especializados que requieren.

Los responsables de Recursos Humanos de las tecnológicas ya no se limitan a publicar un anuncio en los portales de empleo como Infojobs o Monster. Ese recurso ya no da resultado. Los programadores no buscan trabajo porque les sobra. Los pocos que se han especializado en nuevos lenguajes están ocupados y disponen de un largo listado de empresas interesadas en ficharlos. La brecha entre las necesidades empresariales y la bolsa de profesionales es enorme.

Ahora son los reclutadores los que tienen que perseguirlos por LinkedIn y convencerlos de que su empresa es la que les conviene.

Pagos a quienes consigan candidatos

En IBM han subcontratado a una empresa en Hungría para que se dedique a buscar los perfiles que necesitan y que no encuentran. En España, las responsables de Recursos Humanos ingresan en chats especializados y contactan con los programadores para ofrecerles trabajo. Es lo mismo que hacen Accenture o el resto de empresas del sector. Pagan entre 1.000 y 3.000 euros a los empleados que recomienden a algún candidato para la plaza y que finalmente sea contratado. Pero casi nunca tienen resultados.

La multinacional francesa Alten entrevistó este viernes a unos 30 profesionales del sector, pero casi todos eran recién licenciados sin experiencia. Apenas tres de ellos cumplen con los requisitos que necesitan.

La multinacional española Edicom, con casi 300 trabajadores en España, Estados Unidos y Latinoamérica, tiene una complicación añadida. Además del perfil técnico, requiere profesionales que hablen noruego, ruso, finlandés y ucraniano. Deben abrir oficinas en esos países y tienen dificultades en encontrar el personal cualificado.

"Necesitamos ingenieros informáticos, de telecomunicaciones y comerciales. Al menos unos cinco, pero nos cuesta mucho encontrarlos", explica Juan Baldoví, responsable técnico de la empresa que se dedica a la automatización de documentos comerciales.

Escocia también busca en España

El problema del personal cualificado no es exclusivo de España. El gobierno escocés envió a una delegación para captar personal cualificado en España ya que los trabajadores especializados del país tienden a emigrar.

La falta de personal es tan grave que Accenture no pudo encontrar a ningún experto en lenguaje de programación Spark ni de Sales Force (un sistema de automatización de ventas similar a SAP) durante la feria. La compañía anuncia que cualquier experto que acuda a la empresa a buscar trabajo, será contratado de inmediato.

La situación de desesperación de las empresas fue patente ayer en la Feria Europea del Empleo Digital celebrada en Madrid. Los pasillos estaban casi vacíos. Había más ofertantes que candidatos: 32 compañías españolas, británicas, alemanas y holandesas.

Casi todas abordaban en los pasillos a los aspirantes. Entre ellos, el equipo de JP Morgan. "Buscamos 100 técnicos para comenzar a trabajar en nuestras oficinas en Glasgow", explica uno de los responsables que no quiere dar más detalles. "Perdona, no puedo hablar más. Tengo que seguir buscando candidatos". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad