Más presión a la dirección de Alstom en España: la justicia anula el ERE temporal catalán

stop

Las decisiones estratégicas de la compañía están paralizadas cuatro semanas hasta que se decida quién compra la división energética

02 de mayo de 2014 (14:12 CET)

El juzgado social número 3 de Sabadell (Barcelona) ha anulado el expediente de regulación de empleo temporal que Alstom aplicaba en la factoría de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) desde noviembre. La decisión del tribunal ha significado un nuevo varapalo para la dirección española del grupo francés, que está atada de pies y manos durante las próximas cuatro semanas hasta que no quede claro el futuro de la compañía.

La cúpula gala, encabezada por Patrick Korn, dispone de un mes para decidir a quién vende las divisiones energéticas del grupo (Power-Thermal, Grid y Renovables), si a General Electric o a Siemens. Por el momento, el grupo estadounidense se lleva el gato al agua. Mientras no se resuelva la operación, no se tomará ninguna otra decisión estratégica en la compañía. En este marco, la desaparición del ERE temporal en la factoría catalana añade más dudas sobre el futuro de la planta.

Falta de justificación


El centro catalán es uno de los pocos del país que no se verá afectado por el proceso de adjudicación. Alstom será su propietario, ya que forma parte del negocio ferroviario. Además, es el único de la división de transporte en el Estado con verdadera capacidad productiva. En Barcelona, Málaga, Toledo, Getafe y León existen oficinas, centros tecnológicos o factorías dedicadas al mantenimiento de la división.

Con todo, la resolución judicial representa una victoria de los sindicatos. El tribunal ha concluido que la regulación no está justificada. La empresa no ha demostrado con suficientes datos que existan causas productivas que motiven el recorte. Asimismo, condena a Asltom a reincorporar de forma inmediata a los trabajadores afectados, pagarles la diferencia salarial y reponerles los meses de paro consumidos, indican desde el comité de empresa.

Protección de la plantilla

El documento legal les sirve de arma a los sindicalistas a la hora de exigir a la cúpula gala que adjudique más carga de trabajo a la factoría catalana. La justicia señala que la filial española no interviene en esta decisión, es la matriz en Francia quien oferta y adjudica la producción entre las plantas del grupo a partir de “criterios internos”.

Bajo esta premisa, el análisis productivo se hace de forma global y el resultado es favorable para los trabajadores de Santa Perpètua: Inspección Laboral ha reconocido que la cartera global es superior a la capacidad de construcción por la mano de obra que hay en la factoría. Incrementa la protección de los empleos.

Reunión con la dirección

El comité de empresa tacha de “chantaje” la regulación temporal. Recuerdan que el último movimiento de Alstom respecto a esta factoría fue anunciar que quería recortar otros 190 empleos.

Los sindicatos de Alstom se reunirán con la dirección española de la compañía la semana próxima. Entregarán sus reclamaciones a la cúpula en este encuentro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad