MásMóvil intenta salvarse con compras para competir con los titanes de la telefonía

stop

La firma ya es dueña del negocio de operadores de The Phone House con el que pretende ganar posiciones en España

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger

03 de octubre de 2014 (21:11 CET)

MásMóvil es la sexta operadora en España. Por delante tiene a titanes de la talla de Telefónica, Vodafone-Ono, Jazztel-Orange, Yoigo y British Telecom, pero quiere ganar posiciones como sea (habida cuenta de su debilidad financiera) y la estrategia que ha elegido es irse de compras.

Ya es el socio único de Xtra Telecom, el negocio de operadores de The Phone House que compraba recientemente, según se desprende del Registro Mercantil. Pero, ¿cómo afecta esta adquisición a la empresa? MásMóvil asegura que con esta operación ha duplicado su tamaño.

Cifras todavía alejadas de las de los grandes

Tras la integración con la vasca Ibercom, MásMóvil ha seguido el mismo camino que han elegido las grandes compañías telefónicas, es decir, tirar de caja. Sin embargo, y por su reducido tamaño, tendrá difícil entrar a competir tras las últimas fusiones producidas en el sector.

“Queremos formar parte del top five en España y esperamos unos ingresos de 150 millones de euros para este año”, detalla de manera grandilocuente el CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger.

De momento, asegura el cofundador de la empresa, se ha duplicado el número de clientes, con 300.000 particulares y 25.000 empresas. Pero esta cifras distan todavía de las de las firmas dominantes, a pesar de que algunas --como Telefónica-- han perdido usuarios con la crisis, mientras las operadoras virtuales han ganado terreno.

En el mercado secundario

MásMóvil saca pecho, no obstante, de que los clientes y los inversores confían en la empresa. La firma cotiza en el mercado secundario (MAB), que ha perdido fuelle tras el escándalo del caso Gowex. “Nuestra cotización ha subido mucho. Es el valor que más ha crecido en este año. Vemos que hay una oportunidad en España para consolidarnos en el mercado”, añade Spenger.

El directivo asegura que los planes de futuro de la empresa pasan por seguir siendo una opción económica, con un buena atención al cliente y conseguir llegar a las medianas empresas que, según Spenger, han sido las grandes olvidadas de las principales compañías.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad