Mazazo del Estado Islámico al sector hotelero español en Túnez

stop

CADENA DE ATENTADOS DEL EI

El hotel Riu Imperial Marhaba, tiroteado por el terrorista

en Barcelona, 26 de junio de 2015 (20:21 CET)

El Estado Islámico (EI) ha asestado el viernes un duro golpe al sector hotelero español fuera de la Península. Un atentado con arma automática en el Riu Imperial Marhaba, propiedad de la cadena mallorquina, ha dejado al menos 37 víctimas mortales y 36 heridos, dos de ellos en estado crítico. La mayoría de los fallecidos son turistas de nacionalidad británica, alemana, belga y un irlandés, además del propio atacante, que ha sido abatido.

El atentado, junto con dos ataques más en Francia y Kuwait, ha obligado a España a elevar el nivel de alerta antiterrorista del tres hasta el cuatro sobre un total de cinco. Ello significa que el riesgo de atentado en la Península es "alto". Mientras, la firma hotelera con sede en Palma de Mallorca ha activado el protocolo para identificar a los fallecidos y ayudar a las familias.

El EI lo reivindica

Además de la pérdida de vidas humanas, el golpe mortal del EI --que el sábado ha reivindicado el ataque en Twitter-- tendrá consecuencias económicas. El consorcio turístico TUI, matriz de Riu Hotels, ha ofrecido evacuar a todos sus turistas de Túnez y a cancelar las reservas por lo que resta de verano.

En el momento del ataque, había 3.800 turistas alemanes en Túnez con un viaje de TUI. Por su parte, el otro gran turoperador alemán, DER Touristik también ha frenado las reservas en Túnez tras el ataque.

Efecto dominó

El grupo británico Thomas Cook, que también trabaja con Riu, ofrece cancelaciones gratuitas de viajes a Túnez hasta el próximo 24 de julio. Los intermediarios de Bélgica, que cuenta a víctimas mortales por el asalto, están repatriando a sus ciudadanos y ofreciendo cancelaciones.

En lo que respecta a las aerolíneas, varias operadoras ofrecen cambios de billetes gratuitos. Es el caso de easyJet, Monarch Airlines y Jet2. Operan conexiones entre aeropuertos en el Reino Unido y el país del jazmín.

Destino liquidado

La carnicería del EI ha liquidado Túnez como destino turístico por lo que resta de temporada. "Es un mazazo. En plena época de reservas de última hora para el verano. Es el peor momento. Ya damos el 2015 como un año perdido para Túnez", ha señalado Marti Sarrate, presidente de la patronal catalana de agencias de viajes.

A su vez, los hoteleros han recordado que el turismo es una industria muy sensible. "Aunque puede pasar en cualquier sitio, tendrá un efecto fatal para el turismo en Túnez. Y quizá un efecto rebote de reservas en España, que se mantiene como destino seguro", ilustra Vicente Romero, director de la Asociación Española de Directores de Hotel.

Objetivo claro

El atentado mortal del viernes tiene, según los expertos, el objetivo de hundir el turismo en la región. Así lo ve Alexander Meleagrou-Hitchins, investigador sobre radicalismo en el King's College de Londres. "[El EI] busca desestabilizar la economía y, probablemente, la situación política en Túnez", ha explicado a France Presse.

El doctor y especialista en terrorismo ha recordado los atentados de Kenia y Egipto. "Asesinar a sangre fría a veraneantes en una playa es un intento claro de reducir el turismo", ha valorado.

La región zozobra

Los profesionales esperan, por tanto, un impacto calamitoso no solo en Túnez, sino en toda la región. "Las sacudidas llegan de Marruecos hasta Jordania. En una palabra: incertidumbre. Varios segmentos, como el de incentivos o grupos, están ya parados en el Magreb y Oriente Medio", ha explicado Ernesto García, del turoperador español Southern Cross.

Ante las malas perspectivas en la región, está por ver como se sobrepondrá Riu Hotels. La cadena española tiene diez hoteles en la joven democracia, además de cinco alojamientos más en Marruecos.

El año pasado, la operadora española notificó 103 hoteles y 88.932 camas en 17 destinos del mundo. El beneficio de explotación de la cadena, fundada en 1953 por la familia homónima, llegó a los 181 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad