Mediaset y Atresmedia buscan dinero fuera de la 'tele'. EFE

Mediaset y Atresmedia buscan dinero fuera de la 'tele'

stop

Los dos grupos televisivos diversifican más las fuentes de ingresos ante la caída generalizada de la publicidad

Madrid, 04 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

Los dos grandes grupos televisivos en España, Mediaset y Atresmedia, llevan tiempo sufriendo los efectos del auge de las plataformas de consumo por internet. Aunque pagan el pato más en bolsa que en sus resultados, lo cierto es que ya buscan cómo aumentar los ingresos sin estar tan expuestos a la evolución de la publicidad en la televisión en abierto.

Así lo han evidenciado uno y otro grupo esta semana durante la presentación de sus resultados de enero a septiembre. El dueño de Antena 3 y el de Telecinco ponen en valor el aumento de su facturación en divisiones como la radio, la publicidad digital y sus plataformas de pago, con pocos meses a las espaldas, con las que facturan el pago por suscripción de aquellos clientes que prefieren pagar por ver contenidos premium y no tener que ver publicidad.

La estrategia, de momento, está en sus primeros pasos y no ha sido suficiente para atajar la caída de ingresos. Mediaset se ha dejado el 5,4% de sus ingresos durante los nueve primeros meses del año, mientras que Atresmedia lo ha hecho en un 3,2%. Nada que no viva cualquier otra televisión en abierto: la consultora Infoadex, referencia en el sector, lleva varios años advirtiendo de la recesión en la industria.

Atresmedia lidera la diversificación

El grupo de comunicación presidido por Silvio González lleva más tiempo que su rival apostando por otras fuentes de ingresos fuera de la televisión tradicional. Uno de cada cinco euros que entran en la compañía ya no lo hacen por la publicidad de la tele en abierto, sino desde la radio (Onda Cero y Medolía FM), sus portales digitales, su plataforma OTT y las obras cinematográficas. 

Los dos últimos ejemplos se han visto durante este trimestre: la plataforma de emisión en streaming Atresmedia Media Player ha pasado a emitir contenido de valor previo pago de una suscripción mensual (2,5 euros al mes) y la compañía ha lanzado una alianza con Telefónica para la creación de contenido propio, series y cine, que más tarde podrá emitirse en su plataforma, en la de su socio o en la de un tercero.

Los frutos ya se notan en sus cuentas. Pese a que la facturación por televisión sigue siendo la principal fuente de ingresos (representa el 77% de los totales), el resto de fuentes de negocios ha crecido en un 5%. 

Telecinco se apoya en sus portales digitales y en Mi Tele Plus

La filial española de la italiana Mediaset ha acometido esfuerzos en salvar la caída de la publicidad de sus medios propios y ajenos, los que todavía suponen la mayoría de su facturación. El propietario de Cuatro y Telecinco también ha señalado a los inversores que tiene nuevas fuentes de ingresos, como sus nuevos diarios digitales, que apenas han echado a andar.

Uno de ellos es Nius, un medio nativo en internet de tendencia generalista, y el otro es Uppers, un nuevo medio online "destinado a satisfacer la demanda de contenidos e información de mayores de 45 años", según explicó la compañía en su presentación, en la que indicó que se centrarían en un público "interesado en lifestyle, tendencias, motor, viajes, tecnología, deporte, vida sana y gastronomía, entre otras temáticas, altamente demandado por los anunciantes por su perfil comercial".

La estrategia se enmarca en el interés de seguir reforzando el área de ingresos publicitarios en el negocio digital, que en los nueve primeros meses del año ha crecido en un 38,1% gracias, sobre todo, a la adquisición del site deportivo, El Desmarque, según explicó la propia compañía.

El impulso también se nota en el crecimiento de su audiencia. "En el periodo enero-septiembre 2019, Mediaset España registró un promedio mensual en internet de 15,9 millones de visitantes únicos (un 50% más respecto a hace tres años) y 361,5 millones de videos streamed (un 186% más desde 2016)", explicaron en sus resultados enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La apuesta fuera de la tele que ya empieza a generar dinero es Mi Tele Plus, su plataforma OTT que este año emite el fútbol de primera división (Liga Santander), así como la Champions League. Compite con las televisiones de pago de Orange y Telefónica con precios más asequibles.

Informa Mediaset de que ya tiene cerca de 90.000 clientes en su plataforma de emisión de vídeo por internet, lo que se ha reflejado en su cuenta de resultados con un aumento significativo del 20% (44,2 millones de euros) en "otros ingresos", donde anota, entre otros, el dinero de las cuotas de sus abonados. Queda por ver si, como ya han advertido los analistas, la apuesta va a ser rentable.

Lo conseguido, a juicio de la compañía, es un "excelente resultado" que habría compensado, además, la reducción de sus estrenos de cine este año. Mediaset España solo ha producido un título durante estos nuevo meses: Lo dejo cuando quiera; durante el tercer trimestre de 2018 produjo dos: El Cuaderno de Sara y Yucatan.

La estrategia de ambos grupos coincide con el auge de las plataformas de emisión en streaming. No sé trata solo de Netflix, presente en casi todo el mundo, sino de las ya existentes (HBO y Amazon Prime Video) y las que están a punto de llegar (Disney+ y Apple TV).

La expansión de este nuevo mercado, todavía lleno de incertidumbre —hay que ver cómo reacciona a la llegada de más oferta— , está resintiendo el mercado de la publicidad en la televisión en abierto, donde el menor consumo que se está produciendo es el principal indicador de riesgo.

Hemeroteca

Mediaset Atresmedia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad