stop

Mercadona prueba en Valencia su nueva estrategia de ventas on line. Sólo se podrán hacer compras de, al menos, 50 euros y se pagará 7,21 euros por la entrega

Un trabajador del centro logístico destinado a la venta online de Mercadona en Valencia.

Madrid, 21 de mayo de 2018 (11:17 CET)

Mercadona ha iniciado este lunes su nuevo esquema de venta por Internet para hacer frente a la amenaza de Amazon. La cadena de supemercados de Juan Roig ha iniciado en Valencia un nuevo servicio de venta que intentará convertirse en referencia en la entrega de productos frescos a domicilio. 

El nuevo esquema de ventas, en fase de pruebas sólo en el centro de Valencia, no supone grandes cambios para el usuario, que obtendrá algunas mejoras pero seguirá pagando 7,21 euros para que le lleven la compra a casa. 

Pero los cambios sí afectarán de forma notable a la empresa. Hasta ahora, Mercadona se quejaba de que la venta on line le suponía perder dinero. Ahora, con un nuevo centro logístico y una estructura más óptima, espera comenzar a ganar dinero. 

Los compradores seguirán pagando 7,21 euros por la entrega de la compra online 

El comprador tendrá algunos beneficios, como un horario más extendido para recibir el pedido en casa. Será de lunes a sábado de 7:00 a 22:00 horas. La compra ahora también se hará de forma más intuitiva y el usuario contará con toda la información nutricional del producto, según ha explicado Mercadona este lunes. 

Como novedad, los productos frescos y congelados serán siempre despachados el mismo día de la entrega. Se esta manera, el comprador tiene la garantía de que sus alimentos tendrán la misma frescura que los que se encuentran  en las estanterías ese mismo día. 

La entrega se hará con dos tipos de vehículos que cuentan con tres temperaturas diferenciadas para el transporte de productos congelados, refrigerados y convencionales. El comprador, que paga con tarjeta de crédito, recibirá siempre la compra el día siguiente.

Nuevo almacén

Fuera de Valencia, el servicio continuará como hasta ahora en el resto de España. La compañía irá ajustando su logística en función del comportamiento del mercado y del aprendizaje interno. Y comenzará su expansión. 

La nueva unidad de negocio es dirigida por Juana Roig, hija del presidente Roig. La ejecutiva está convencida de que, con este esquema, Mercadona dejará de perder dinero con la venta on line. 

El cambio de la venta on line había sido el gran reto para la primera cadena de supermercados del país (con una cuota del 25%). El propio presidente reconoció el año pasado que contaba con una "web de mierda", pero ahora cree que la situación cambiará por completo. 

Mercadona ha invertido 12 millones de euros en el centro logístico de 13.000 metros cuadrados (conocido como "La colmena") en el que trabajan, de forma exclusiva, un equipo de 240 empleados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad