MiAffaire o cómo cumplir las fantasías sexuales de más de 100.000 personas

stop

Casados, solteros e incluso parejas buscan en este portal nuevas experiencias y romper con la rutina

La gerente, Nikki Schoonen, y el project manager de MiAffaire, Oriol Coca

en Barcelona, 11 de mayo de 2015 (00:00 CET)

¿Alguna vez ha pensado en tener un affaire? ¿O en experimentar nuevas sensaciones con su pareja? ¿Salir de la rutina sexual? ¿E incluso, quién sabe, encontrar a una pareja? Con internet ya es posible. A las webs de contactos y las redes sociales se unen, también, otros portales como MiAffaire que facilitan esas fantasías y rompen con algunos tabúes. En tan sólo un año, esta web --lanzada por un grupo de jóvenes afincados en Barcelona con 60.000 euros de capital inicial-- ya cuenta con 102.000 usuarios.

Aunque nació mucho más enfocada a las aventuras extramatrimoniales, con el tiempo el perfil de usuarios ha ido cambiando. El 35% son hombres casados sí, pero ¿qué ocurre con el 65% restante? Pues ahí se encuentran algunas parejas que buscan a otras parejas para pasar un buen rato, los que prefieren un ménage à troisy también solteros que, por qué no, quieren disfrutar del sexo sin compromiso, aunque no descartan, si surge, una posible relación.

Servicios 'premium' desde cinco euros

Con 250.000 visitas al mes, MiAffaire ha encontrado cubrir una demanda que existe y existía, pero que estaba poco o nada cubierta. El aumento mensual de usuarios es una buena muestra de ello y el negocio va viento en popa.

"Los números salen", asegura el project manager de MiAffaire, Oriol Coca. Los ingresos de este portal proceden tanto de publicidad como de la propia comunidad de usuarios. Aunque existe una versión gratuita, también hay cuatro packs distintos que cuestan entre cinco y 70 euros, dependiendo del tiempo que se contrate el servicio premium.

Preservar el anonimato

Además, existe la opción Anónimo para aquellos usuarios que no quieren dejar huella y evitan cualquier registro bancario o cargo a su cuenta. En estos casos se permite la compra de una tarjeta, cuyo código es canjeable en la web."Muchos usuarios querían preservar el anonimato. Era un reclamo y por eso lanzamos el servicio", subraya Coca.

Aun así, aseguran los impulsores de este portal, se hacen ofertas para que la gente se anime a probar algún servicio premium. En la actualidad, el 40% de los usuarios son mujeres y el resto son hombres. Por ello, ahora, MiAffaire centra sus esfuerzos en animar a las mujeres a consultar la web y por qué no a bucear en ella y divertirse en compañía.

"Todos los perfiles se validan de forma individual para que quede demostrada la mayoría de edad de los usuarios y evitar que algunos sean falsos. Si se rompen las reglas o se ofrece sexo a cambio de dinero se cierran las cuentas", señala Coca.

La privacidad, la elige el usuario

También hay grados distintos de privacidad. La gente puede elegir tener o no foto de perfil e incluso que su álbum de imágenes sea privado o público. "Los hombres tienen muchas fantasías sexuales que no han realizado pero que las quieren hacer realidad y las mujeres que se registran tienen muy claro lo que buscan. También hay gente que no quiere quedar con personas casadas y lo matiza en su perfil", explica Coca.

El target de MiAffaire son adultos entre 30 y 45 años con un nivel adquisitivo medio-alto que busca vivir nuevas experiencias en el terreno sexual. Entre los objetivos del portal, un año después de su creación, se encuentra el de duplicar el número de usuarios, tal y como explica la gerente, Nikki Schoonen, una holandesa que vive en Barcelona. Y, aunque de momento la prioridad es darse a conocer y reforzarse en el mercado español, tampoco se descarta lanzar el servicio en otros países en un futuro.

De momento, tanto Coca como Schoonen están contentos con los resultados obtenidos en el primer aniversario de MiAffaire aunque, señalan, siempre queda trabajo por hacer. ¿Qué será la próximo? Estudian abrir un blog para que los usuarios cuenten sus experiencias y animen así a otros a probarlo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad