Miró quiere abrir nuevas tiendas después de cerrar 53

stop

La cadena de venta de electrodomésticos se plantea nuevas contrataciones tras el despido de 760 trabajadores y con una deuda a los proveedores aplazada hasta 2022

Una de las 141 tiendas de Miró

03 de abril de 2012 (20:14 CET)

A pocos meses del cierre de 53 tiendas y el despido de 760 trabajadores, la cadena de electrodomésticos Miró ya está considerando abrir nuevos establecimientos. La empresa pactó hace tres meses el calendario de pago con los proveedores, un proceso con el que las tiendas han aplazado los compromisos hasta 2022.

Con una complicada situación financiera y tras un proceso de reestructuración traumático, ahora la compañía quiere volver a crecer, han explicado sus representantes legales de Pintó Ruiz del Valle abogados. La cadena de tiendas considera que ya ha cerrado los establecimientos con los que obtenía pérdidas y ahora sólo ha conservado los rentables y que gozan de una buen ubicación.

Supervisión

La aseguradora de crédito Euler Hermes está encargada de hacer el control y seguimiento de los pagos. Hasta ahora, se han celebrado tres sesiones de seguimiento y el primer pago se efectuará en enero de 2013. En total la empresa tiene una deuda de más de 40 millones de euros, según cifras aportadas por la compañía.

La compañía entró en concurso de acreedores en mayo del año pasado y en diciembre llegó a un acuerdo para pagar las deudas. Según el acuerdo, la empresa pagará a plazos los compromisos con sus acreedores cada enero, hasta 2022.

Fuentes cercanas a la empresa aseguran que los directivos están convencidos en volver a crecer con una base más sólida en sus tiendas rentables.

Querellas criminales

El propietario de la cadena, Francesc Miró, afronta dos querellas criminales por falsedad contable, estafa e insolvencia punible. Caixabank, una de las entidades acreedoras, fue la primera en interponer la demanda y siguieron el mismo camino las asociaciones sectoriales de la línea blanca, Anfel, y del pequeño aparato electrodoméstico, Fape.

El propietario asegura que cuenta con la confianza de la banca y de los proveedores para acometer el plan de pagos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad