Francisco Reynés ha presentado las líneas maestras del plan estratégico 2018-2022 de Naturgy, la antigua Gas Natural. EFE

Gas Natural prevé cerrar el año con 3.000 millones de pérdidas

stop

La devaluación de activos de generación eléctrica llevarán a Naturgy a cerrar en rojo, aunque no evitará que suba el dividendo

Economía Digital

Francisco Reynés ha presentado las líneas maestras del plan estratégico 2018-2022 de Naturgy, la antigua Gas Natural. EFE

Barcelona, 28 de junio de 2018 (17:39 CET)

Naturgy, la anterior Gas Natural Fenosa, ha anunciado los primeros cambios tras el nuevo plan estratégico para los próximos tres años. La compañía espera llevar a cabo una depreciación de activos de generación eléctrica tradicional por valor de 4.900 millones de euros, lo que le hará cerrar este año con unas pérdidas de unos 3.000 millones.

No obstante, este resultado no alterará su política de dividendos, que se elevará un 30% este año y un 59% en 2022. Al respecto, el presidente de la firma, Francisco Reynés lo ha querido dejado claro y ha explicado que estas pérdidas "contables" no pondrán la retribición de los accionistas "en peligro".

La energética prevé destinar a remunerar al accionista un total de 8.900 millones de euros hasta 2022, de los cuales 6.900 millones se abonarán en metálico y otros 2.000 millones a través de la recompra de acciones propias, a razón de unos 400 millones al año, aunque esta recompra de acciones sólo se produciría en el caso de no realizarse inversiones inorgánicas.

Las pérdidas de la compañía, que se estiman en 3.000 millones al cierre del ejercicio, llegarán con la revisión del valor de algunos activos de generación eléctrica convencional en España, principalmente centrales de ciclo combinado, de carbón, térmicas y nucleares. 

Inversiones de Naturgy: 8.400 millones en tres años

Por otra parte, Naturgy ha anunciado que prevé invertir hasta 8.400 millones de euros hasta 2022, de los que 5.300 millones ya están identificados, frente a los 14.000 millones de inversión previstos en el plan vigente hasta ahora, el correspondiente al período 2016-2020.

Naturgy invertirá  2.300 millones en infraestructuras en regiones de Europa, Oriente Medio y Asia

De los 8.400 millones, unos 2.700 millones se destinarán a los negocios de gas y electricidad; unos 2.300 millones a infraestructuras en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y Asia), otros tantos a infraestructuras en el sur de Latinoamérica y unos 1.000 millones más a infraestructuras en el norte de esa región, mientras que se invertirán otros 100 millones en gastos de estructura de la corporación.

Asimismo, se destinarán unos 1.000 millones de euros hasta 2022 a potenciar el negocio de renovables en España, si bien el grueso de esa cantidad ya está comprometida por adjudicaciones en subastas ya realizadas.

¿Y los objetivos?

Si Naturgy sigue la hoja de ruta anunciada se prevé un beneficio bruto de explotación o Ebitda de 5.000 millones en 2022 y lograr un beneficio neto de 1.800 millones también ese ejercicio.

En 2022, la compañía espera que el mercado español represente un máximo del 40% del negocio, y Reynés ha asegurado que Naturgy "se enfocará más en electricidad y en servicios, manteniendo un enfoque no tan grande en el gas"

En concreto, Naturgy quiere que el 70% de su negocio dependa de actividades reguladas -ahora sólo lo es un 52%- y, por actividades, se marca como objetivo que el negocio eléctrico se incremente de un 40 a un 50%, que el del gas se reduzca de un 57% a un máximo de un 40% y que los servicios pasen de suponer un 3 a un 10%.

Preguntado por si tienen previsto operaciones inorgánicas, Reynés ha insistido en que "no renunciamos a crecer, pero no estamos dispuesto a hacerlo a cualquier precio", ha dicho. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad