Francisco Reynés, presidente de Naturgy Energy Group, la antigua Gas Natural. Foto: Naturgy

Los fondos de Gas Natural piden a Reynés cinco años sin compras

stop

Francisco Reynés presenta este jueves el plan estratégico de Naturgy, centrado en el crecimiento orgánico y que no prevé compras hasta 2022

Madrid, 28 de junio de 2018 (04:55 CET)

Francisco Reynés le ha dado un vuelco a Gas Natural en cuatro meses, con la reducción del consejo y la reestructuración de la cúpula directiva. Hasta el nombre ha cambiado, a Naturgy. Otro cambio, por mandato de los fondos de inversión, es que la compañía se desmarca de posiciones compradoras. Al menos, durante cinco años.

El presidente de la hasta ahora Gas Natural Fenosa ha avanzado este miércoles a la junta las líneas maestras del plan estratégico 2018-2022, que detallará este jueves en Londres ante los analistas. Uno de sus grandes ejes es el de abandonar el crecimiento inorgánico a no ser que se produzca una oportunidad irrechazable.

La junta de accionistas de este miércoles, la primera con Reynés como presidente, supuso también la aprobación de la entrada de Rioja Bidco Shareholders, el vehículo creado por el fondo CVC (75%) y la familia March (25%) para comprar el 20% de Gas Natural a Repsol. Así, dos grandes fondos controlan el 40% –con GIP– de la denominada Naturgy.

Reynés adelanta un plan estratégico sin compras

El mandato de los fondos, que forzaron un cambio en la dirección de la compañía, es claro: rentabilizar la inversión. Reynés, un presidente a su medida tras la salida de la energética de Isidro Fainé y Rafael Villaseca, que era consejero delegado, lo ha remarcado en varias ocasiones.

“El foco de atención principal es la creación de valor para todos: la compañía, sus accionistas y sus clientes”, repitió Reynés este miércoles, en el que prometió una “política de retribución al accionista atractiva”. Este foco va irremediablemente acompañado de otro: no salir de compras.

Francisco Reynés asegura que Gas Natural no está inmersa en ninguna operación nid e compra ni de venta

Pese a que el presidente de Gas Natural no descartó nada, dejó claro que la prioridad es el crecimiento orgánico, es decir, mediante la mejora del negocio, y que sólo una gran oportunidad en el mercado le hará cambiar de opinión. Ahora mismo, esta oportunidad no existe.

“Vamos a potenciar el crecimiento orgánico, pero no descartamos poder crecer inorgánicamente siempre y cuando se mantengan los criterios de rentabilidad mínima, sin emborracharnos de los objetivos de tamaño. Priorizaremos objetivos de valor por delante de los de tamaño”, dijo ante la prensa.

Más tarde, delante de la junta de Naturgy, fue más contundente. “No estamos involucrados en ninguna operación corporativa, ni de compra ni de venta”, dijo a preguntas de los accionistas. Y sobre el futuro que dibujará el jueves, “el plan estratégico no tiene comprometido ningún proyecto de crecimiento inorgánico”.

Naturgy se centra en ser eficiente para rentabilizar al accionista y pone condiciones a la inversiónn

Así de directo se desmarcó de informaciones aparecidas sobre posibles operaciones con la portuguesa EDP –compra o fusión–, así como también de ventas como la del negocio de GNL. Es cierto, no obstante, que está en una posición más vendedora que compradora. Antes de entrar, dejen salir.

Para muestra, en lo que llevamos de año, Gas Natural ha desinvertido por valor de más de 2.700 millones, por la venta del 20% de Nedgia por 1.500 millones y la salida de Italia y Colombia. Este mismo miércoles anunció la venta de un pequeño negocio africano por 77 millones de euros.

Las prioridades de CVC y GIP en Naturgy

Lo que exigen CVC y GIP es contención del gasto, simplificación, eficiencia y rentabilidad, como detallará, con cifras, el plan estratégico hasta 2022. Para las inversiones, principalmente orgánicas, se pondrán mayores exigencias. De hecho, uno de los ejes del plan es la disciplina en la inversión.

Antes de invertir un solo euro, Naturgy tendrá en cuenta varios factores. El primero es que ofrezca una rentabilidad mínima que no cifró, porque dependerá del sector, del negocio y del país. Pero se pondrán exigentes. El segundo es que se trate de una inversión estratégica en cuanto al negocio y el mercado.

Esta es la Gas Natural del futuro que se centrará en apretarse el cinturón para remunerar a sus accionistas. Se espera que Reynés anuncie un incremento del dividendo, lo que están esperando GIP y CVC, que controlan el 40% de la compañía. La Caixa, que posee el 24% a través de Criteria, ha perdido peso con la reducción del consejo, que le deja con dos consejeros, los mismos que GIP y el vehículo de CVC. Pero también le va bien, tras vender Abertis, más dividendos de la nueva Naturgy.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad