Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Naturgy se refugia en las infraestructuras para ganar más

stop

La compañía que preside Francisco Reynés gana 901 millones hasta septiembre aunque reduce las inversiones

Barcelona, 30 de octubre de 2019 (10:36 CET)

Naturgy ya no es esa comercializadora de gas, y también de electricidad, que además invertía en infraestructuras. La venta de energía ya supone menos del 30% de su beneficio y, aunque sigue creciendo, su peso en la cuenta de resultados de la antigua Gas Natural va a la baja. Las infraestructuras siguen la senda contraria y ya suponen siete de cada diez euros que gana la compañía, con crecimientos que, en Latinoamérica, superan el 40%.

Francisco Reynés prometió retorno a los accionistas y en eso está: maximizando beneficios aunque sea reduciendo inversiones. Naturgy ganó 901 millones de euros entre enero y septiembre de 2019, dato que contrasta con las pérdidas de 3.040 millones del mismo periodo del año pasado, provocadas por la devaluación de activos.

Mirando el ebitda, el beneficio de explotación, que se toma para conocer cómo van los negocios de una empresa pues no incluye extraordinarios, el crecimiento de la empresa de origen catalán fue de dos dígitos: del 10,6%. De los 3.290 millones de ebitda, 940 llegaron por el negocio del gas y la electricidad, con un ligero incremento del 0,5%.

En infraestructuras, el primer mercado de Naturgy todavía es EMEA (Europa, Oriente Medio y África), y está previsto que crezca con el incremento de la participación en Medgaz, la empresa que gestiona el gasoducto que une Argelia y Almería. EMEA aportó 1.423 millones al beneficio de explotación de la multinacional, el 6,8% más. El gran crecimiento vino de Latinoamérica, que sumó 1.001 millones al ebitda con un crecimiento del 43%.

La mejora del ebitda contrasta con la caída de los ingresos. La cifra de negocio bajó el 3,2%, hasta los 17.106 millones. La reducción de los aprovisionamientos y de los gastos —bajó en un 18% los ordinarios y en un 2,6% los de personal como consecuencia de los recortes— fue lo que terminó derivando en un beneficio de explotación positivo.

Naturgy invierte menos pero se centra en las renovables

La contrapartida a este crecimiento del negocio es la reducción de las inversiones, que pasaron de 1.593 millones a 1.120 millones en los nueve primeros meses del año, un 29,7% menos. Naturgy destacó, sin embargo, que un volumen importante de la inversión se destinó a renovables: cerca de 400 millones.

Parte de esta inversión, la mayor en la historia de la compañía controlada por La Caixa y los fondos GIP y CVC, se destinó a conectar a la red toda la potencia toda la potencia que se adjudicó en la última subasta de renovables en España, 250 megavatios, siendo la primera energética en lograr el desarrollo de todos los megavatios de la subasta. La capacidad eólica y solar instalada de Naturgy es ya de 1,5 gigavatios, el 25% más que hace un año.

Naturgy a penas está reduciendo su deuda. Las inversiones en renovables y la operación de Medgaz no le dan mucho margen en un ejercicio sin grandes desinversiones. La deuda neta asciende a 15.133 millones de euros, el 1,1% menos. Gracias al incremento del ebitda, la ratio de endeudamiento caerá a final de año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad