Francisco Reynés en la presentación del plan estratégico 2018-2022 de Naturgy. EFE

Reynés reparte 520M entre los fondos de Naturgy pese a las pérdidas

stop

Francisco Reynés reafirma la política de dividendos de la energética, centrada en la retribución al accionista

Madrid, 31 de enero de 2019 (04:55 CET)

Los dos grandes fondos de accionistas de Naturgy ganarán más de 520 millones de euros por el cobro del dividendo de la compañía. Pese a que perdió 2.822 millones de euros en 2018, la eléctrica catalana incrementó el dividendo el 30% en 2018, hasta los 1,30 euros por acción. Además, hasta 2022 lo subirá un mínimo del 5% anual.

GIP y Rioja Bidco Shareholdings (CVC y la familia March), que cuentan con un 40% de las acciones entre los dos (a razón del 20%), recibirán unos 260 millones de euros cada uno por el dividendo de 2018, según la nueva política de retribución al accionista marcada por Francisco Reynés, presidente ejecutivo de la compañía.

Naturgy repartió el primer pago en julio y el segundo en noviembre. El tercero y último está pendiente y tendrá lugar después de la junta general ordinaria de accionistas, prevista para el 5 de marzo

Estructura accionarial. Fuente: Naturgy

Estructura accionarial. Fuente: Naturgy

En el caso de Rioja, la alianza está formada por CVC en el 75% -dirigido en España por Javier de Jaime-, y la Corporación Financiera Alba -holding de la familia March-, con el 25%. Estos últimos le compraron el 20% a Repsol.

Con este desglose, del dividendo de Rioja a CVC le corresponden 195 millones de los 260 millones de euros, mientras que la familia March es dueña de los otros 65 millones.

Pese a que los dos fondos se han hecho con el 40% de la compañía, el primer accionista de Naturgy sigue siendo la Fundación Bancaria La Caixa a través de Criteria. Además, las acciones de Boreal (5% del total) están controladas por Criteria Caixa, quien es titular directa e indirectamente del 25,6% de los derechos de voto y cuyos dividendos ascenden a 325 millones.

Pérdidas millonarias

Las pérdidas y la deuda millonarias de la energética contrastan con el reparto de dividendo, que tiene previsto aumentar el 5% hasta 2020.  Esto se debe a que uno de los puntos principales del último plan estratégico de Naturgy es el compromiso con la retribución al accionista. 

"El presente son los dividendos, y las inversiones son el futuro. Hay empresas que se centran en uno u otro. En nuestro caso se combina el presente con el futuro, por lo que es importante la inversión pero también el dividendo", justifica Francisco Reynés, presidente del grupo.

De hecho, para proteger a los accionistas, la compañía instauró un plan de incentivos a largo plazo para directivos por el que se vincula su retribución futura exclusivamente a la remuneración total del accionista hasta 2022, es decir, a través de la apreciación de la acción y el pago del dividendo.

Naturgy perdió 2.822 millones de euros en 2018 por la devaluación de activos de generación de electricidad

El programa se liquidará en acciones en 2023, siempre que se cumpla el umbral mínimo de rentabilidad.

Naturgy contabilizó en 2018 unas pérdidas de 2.822 millones de euros, frente al beneficio neto de 2017 de 1.360 millones. Estas se deben a la devaluación de activos de generación de electricidad convencional en España y a la depreciación de la divisa en algunos de sus mercados.

La empresa ya ha realizado una limpieza para dar una vuelta a sus cuentas y volver a cifras positivas. La deuda financiera fue de 13.667 millones de euros, un 10% menos que a cierre de 2017. Naturgy subió el 1,14% en bolsa este miércoles, tras presentar los resultados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad