Factoría de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. EFE

Nissan señala las limitaciones de la fábrica de Barcelona

stop

El fabricante de coches Nissan aparca la concesión de un turismo que sustituya al Pulsar para su planta catalana: “Será una fábrica especializada en pick-up”

Barcelona, 19 de marzo de 2018 (14:13 CET)

El adiós del Pulsar de Barcelona no será compensado con la llegada de otro turismo con expectativas de producción masiva. O eso se deduce de las palabras de su presidente. La planta del fabricante japonés ve como el número de coches que sale de sus puertas es cada día menor, pero la caída parece no preocupar a la dirección: “Estamos enfrentando este problema desde un punto de vista de volúmenes de producción y en lo que hay que pensar es en el posicionamiento de la planta”, advierte Paul Willcox, presidente de Nissan Europa.

En una entrevista concedida a Cinco Días, el directivo señala el futuro de una instalación ahogada por su ubicación, en la Zona Franca, que le impide crecer. “Tenemos una fuerte implantación en Barcelona", tranquiliza. Y añade: "Somos la planta europea de pick-up para la Alianza Nissan-Renault”.

“Ha sido una decisión estratégica especializar la fábrica, y es una buena decisión que le da potencial”, añade. La planta ya produce la pick-up Navara bajo un modelo propio y otras dos ediciones confeccionadas para Renault y Mercedes. De hecho, fuentes internas de la planta se encomiendan a las unidades hechas para el fabricante alemán como salvaguarda para la totalidad de la plantilla.

El peligro de especializarse en pick-up: es un mercado con poco arraigo en Europa

La creación de un tercer turno en la línea de fabricación del Navara compensaría la pérdida de los otros vehículos. Los números salen: de 47.000 unidades producidas en 2016/2017 a las más de 60.000 entre las tres marcas que verán la luz en el 2017/2018. Y eso que la producción para terceros comenzó a mitades de año. No obstante, la duda radica en si las cifras serán suficiente para la creación de un tercer turno.

Sin embargo, especializarse en el segmento de las pick-up es un arma de doble filo, pues se trata de un sector con poco arraigo en Europa. “Es cierto que Europa no es lo mismo que América, donde estos modelos son dominantes, pero tenemos una demanda muy estable”, contesta Willcox. El hecho de trabajar bajo tres marcas “aumenta todavía más la demanda y la estabilidad”.

De este modo, el fabricante nipón presume de estar consolidado entre la segunda y tercera posición del segmento en el Viejo Continente.

Nissan Barcelona: además de pick-up, furgonetas eléctricas

Además de las pick-up, la segunda rama de Nissan en Barcelona se apoya en las furgonetas NV200. “Tienen muchísimo potencial, sobre todo la eléctrica, para el comercio en los centros urbanos teniendo la intención de los dirigentes de reducir la contaminación en las ciudades”, finaliza.

Hemeroteca

Nissan
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad