Un Boeing 737 de Norwegian Air.

Norwegian exhibe ‘cash’ ante el agorero O’Leary

stop

La compañía noruega gana el 4% más en el tercer trimestre pero no desvanece las dudas del mercado debido a los costes

Barcelona, 26 de octubre de 2017 (13:36 CET)

Los vuelos de Norwegian sobrevivirán al invierno. Tras las advertencias deMichael O’Leary, presidente de Ryanair, la compañía nórdica exhibe seguridad: cerró el mes de septiembre con una caja de 593,3 millones de euros. “Norwegian podría caer”, alertó el ejecutivo irlandés. Al menos aguantará el frío.

El directivo alertó de que “los aviones de la compañía nórdica podrían no estar volando en un año” debido a la agresiva expansión planteada. La razón: la delicada situación financiera. “Tiene pedidos de aviones enormes pero no el dinero para pagarlos”, señala en unas declaraciones recogidas por Travelweekly. “Es una máquina de quemar dinero”, sentenció.

A pesar del aparente músculo, las dudas no desaparecen y el mercado no recibió con fuegos de artificio los resultados de Norwegian. Tras el anuncio, las acciones de Norwegian Air caían el 2,85% en la bolsa de Oslo. La aerolínea presentó unos números por debajo de lo esperado, ganó el 4% más en el tercer trimestre –109 millones de euros-- y elevó la facturación hasta los 1.066 millones de euros.

"Hemos incurrido en gastos adicionales", admite el consejero delegado de Norwegian

Si los ingresos son la cara, los gastos son la cruz. Al margen del coste del petróleo, los costes siguen desbocados y crecieron al ritmo del 6% frente al mismo periodo del ejercicio anterior. “Hemos incurrido en gastos adicionales por el alquiler de aviones y las compensaciones abonadas a los pasajeros por los retrasos”, lamentó Bjorn Kjos, consejero delegado de la firma.

Los analistas de Pareto Securities señalaron los costes de mantenimiento y de operaciones como los grandes responsables.

“Mirando hacia el futuro, la venta de pasajes es satisfactoria tanto en las nuevas rutas como en aquellas más establecidas", auguró Kjos. Crecimiento, asegurado, al margen, la compañía también promete una rebaja del coste unitario para el 2018. De las 0,42 coronas de este año la previsión es cortar hasta las 0,38 o 0,39 coronas.

En los primeros nueve meses de 2017, Norwegian obtuvo un beneficio de 66 millones de euros, el 34% menos en términos interanuales. En cambio, la facturación subió el 16% hasta los 2.446 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad