Nostrum se atraganta con sus platos a un euro

stop

Home Meal lanza su tercera ampliación de capital en dos años para financiar su expansión, ante el estancamiento de las ventas

Local de Nostrum en Barcelona.

Barcelona, 28 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

La cadena catalana de comida para llevar Nostrum inició en 2013 una estrategia de comida muy barata. Un modelo que su propio presidente, Quirze Salomó, definió como "ultra low cost", con platos desde un euro.  

Pronto inició una ambiciosa expansión, con salida a bolsa incluida. Pero tres años después, las expectativas de ingresos no se cumplen, las pérdidas se multiplican y las ampliaciones de capital se han convertido en la única vía para financiar un crecimiento que no termina de dar frutos.  

Home Meal Replacement, la empresa propietaria de Nostrum, acaba de lanzar una ampliación de capital de 3,4 millones de euros para financiar su expansión, tanto a nivel nacional como internacional. Se trata de la tercera en dos años, tras una de 1,4 millones y otra de 3,6. En total, casi 8,5 millones.  

Esta no está siendo su única vía de financiación. A principios de noviembre lanzó una primera emisión de deuda, con pagarés al 6%, con los que consiguió 1,5 millones. Su programa de emisión de deuda contempla llegar a los 10 millones de euros.  

Financiando la expansión  

Fuentes de la empresa explicaron que estas operaciones se enmarcan en el plan de expansión de Nostrum, que ha pasado de 50 locales en 2012 a 150 actuales, contando el primero en París. Además, el año pasado amplió su fábrica de Sant Vicenç de Castellet (Barcelona), con una inversión de seis millones.  

La compañía ha optado por las franquicias para crecer, tanto a nivel nacional como internacional. De momento, su salida de España sólo se ha concretado en Francia, con la firma de acuerdos con franquiciados para llegar a los 50 locales en cinco años.    

Lejos de los objetivos    

Estas inversiones y el ambicioso plan de crecimiento no terminan de dar sus frutos. Home Meal no está cumpliendo con las previsiones que hizo cuando, hace dos años, debutó en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Su facturación crece por debajo de lo esperado y también a un ritmo muy inferior al crecimiento del número de tiendas. Las pérdidas, en cambio, se multiplican.  
 
Nostrum facturó 9,8 millones de euros en 2013, el año del inicio del plan de expansión, según las cuentas de la compañía depositadas en el MAB. En 2014, los ingresos crecieron hasta los 12 millones, y el año pasado, hasta los 14. El número de tiendas en este tiempo se ha más que duplicado.  

Estas cifras quedan muy por debajo de las previsiones hechas por el consejero delegado de Home Meal, Quirze Salomó, cuando la compañía debutó en bolsa. Entonces habló de 20 millones de facturación en 2014 y 30 millones en 2015, con un crecimiento del 50% anual.  

Las pérdidas ponen en alerta a la auditora  

Los resultados también son muy negativos. Home Meal ganó dinero en 2013, aunque fue una cantidad muy modesta: 18.000 euros. En 2014 perdió 169.000 euros y en 2015, 2,4 millones. En el primer semestre de este año, los números rojos ya alcanzaban los 1,3 millones, un 50% más que en los primeros seis meses de 2015.  

Aunque suele ser habitual que una compañía acumule pérdidas cuando está en plena fase de expansión, haciendo inversiones, las de Home Meal están tensando su tesorería hasta tal nivel que han puesto a los auditores en alerta.  

En la revisión de las cuentas del primer semestre –no es una auditoría plena, que se hace con las cuentas anuales, pero la realiza la misma auditora–, PKF lanzó una seria advertencia: "Hasta que los hitos del plan de negocio no se materialicen, existe una incertidumbre material sobre la capacidad de la sociedad de realizar sus activos y atender los pasivos por los importes y plazos indicados".  

Reservas negativas  

A pesar de haberse financiado principalmente con ampliaciones de capital, Home Meal tiene una deuda que supera su facturación anual. Entre pasivo a largo y a corto plazo, la empresa cerró el primer semestre con una deuda de más de 15 millones de euros. Además, tenía en junio unas reservas negativas de 3,7 millones.  

Nostrum fue fundada en 1994 por Joan Salomó y su hijo Quirze Salomó, actual consejero delegado y máximo accionista, con el 26,03% de las acciones. La sociedad holandesa Mytaros es la segunda accionista con el 18,9%, aunque este año ha rebajado su participación con la venta de un 7,05%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad