Nuevo varapalo judicial al negocio del agua de Acciona

stop

El grupo de los Entrecanales pierde la gestión del servicio en Cáceres mientras espera la resolución de ATLL en Catalunya

Juan Ignacio y José Manuel Entrecanales | EP

18 de febrero de 2014 (21:00 CET)

El negocio del agua de Acciona se tambalea en los juzgados. El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha decidido anular el concurso público de Cáceres, uno de los activos más importantes que controlaba la compañía liderada por la familia Entrecanales. Este varapalo llega casi de forma paralela al nuevo envite que pone en peligro a la joya de la corona de la división: la gestión en Catalunya de Aigües Ter Llobregat (ATLL).

Ambas concesiones fallan en el mismo punto, los problemas surgidos en las mesas de contratación. El máximo tribunal de Extremadura ratifica las sentencias de primera instancia en las que se deja claro que los técnicos otorgaron mal las puntuaciones a las cuatro ofertas presentadas. Canal Isabel II, Aqualia (grupo de FCC) y Aguas de Cáceres fueron penalizadas por no figurar los costes económicos asociados en su oferta, algo de lo que se libró Acciona a pesar de incurrir en el mismo fallo.

Resultado distinto


El resultado del concurso hubiera sido distinto, ya que las propuestas de Canal Isabel II (quien prestaba el servicio hasta la fecha) y Aguas de Cáceres superaban a la del grupo de los Entrecanales. Por ello, el TSJ de Extremadura ha decidido anular definitiamente el contrato firmado en 2012 y que tenía una durada de 24 años.

Su resolución es del pasado 13 de febrero, aunque no ha sido publicitada hasta este martes.

Nuevo concurso

Ahora, el Ayuntamiento de Cáceres debe convocar un nuevo concurso público. El Gobierno municipal ha anunciado que empezará a mover fichas para cumplir con la resolución judicial, aunque mantendrá a Acciona al frente de la compañía hasta que no se produzca una nueva adjudicación, informa Europa Press.

En este caso, entre la firma de la concesión y la resolución judicial ha habido un cambio de color político en el consistorio. El PSOE rubricó el contrato con Acciona y el PP, quien denunció desde el principio el error de la mesa de contratación, será quien convoque de nuevo el concurso público. Queda pendiente saber si los cuatro grupos que han litigado para controlar el agua del municipio extremeño pujarán de nuevo para hacerse con este servicio.

'Guerra del agua' en Catalunya

El escenario en Catalunya es un tanto diferente. Los Entrecanales sólo se disputan la concesión con una compañía: Aguas de Barcelona (Agbar). Ambas empresas discuten en los tribunales si la mesa de contratación valoró correctamente el apartado técnico de la oferta por el calendario de obras que se adjuntaba.

Por el momento, el grupo dirigido por Ángel Simón se lleva el gato al agua. De hecho, cuenta a su favor con varias sentencias del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya que apartan a Acciona de la gestión como medida cautelar. Aunque, hasta la fecha, el Govern de Artur Mas (CiU) ha hecho oídos sordos a las resoluciones.

Agbar reclamó su ejecución a principios de febrero. El Ejecutivo catalán ha anunciado que los servicios jurídicos de la Generalitat ultimaban el recurso a esta petición. Por el momento, no lo ha presentado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad