Parlem se alía con un implicado en el caso Innova

stop

Ángel Barberán, ex presidente de Ambulàncies Reus, acudió a la ampliación de capital de la compañía de telecomunicaciones independentista y ha sido nombrado consejero

Campaña publicitaria de Parlem, la telefónica independentista.

Barcelona, 29 de julio de 2016 (01:00 CET)

Parlem Telecom, la compañía de telecomunicaciones creada hace dos años para seducir a los independentistas catalanes, ha metido en su consejo de administración a un implicado en el caso Innova. Se trata de Ángel Matías Barberán Puig, ex presidente de Ambulàncies Reus, imputado en el caso de corrupción alrededor de la sanidad catalana, con epicentro precisamente en la ciudad tarraconense de Reus.  

La operadora, que nació con unos objetivos muy ambiciosos, apenas supera los 7.300 clientes. Para financiar su crecimiento, hace tres meses cerró una ampliación de capital de dos millones de euros, en la que entraron unos diez inversores que la empresa dirigida por Ernest Pérez-Mas no quiso desvelar.

Lo que sí transcendió, según explicó el diario Ara, es que había un grupo de inversores de Reus y Tarragona que invirtió en la ampliación de Parlem. A la cabeza de este grupo estaba Barberán, que ya había dejado sus cargos en Ambulàncies Reus. Tras vender la empresa de transporte sanitario, se ha decantado por dedicarse a las inversiones.

Imputado hace un año  

No obstante, Barberán no puede pasar página todavía de su época al mando de la empresa de ambulancias. Y es que precisamente como presidente de ésta, fue imputado hace algo más de un año, en una de las operaciones más importantes del caso Innova, la pieza seis.

En abril del año pasado, el juez instructor del caso envió a la Guardia Civil a registrar el ayuntamiento de Reus, además de varias empresas, y detuvo a nueve personas, entre las que se encontraba Teresa Gomis, teniente de alcalde ce CiU en Reus y consejera delegada de la empresa que gestiona el hospital público del municipio.

Quedaba una detención pendiente, la de Barberán. Éste se encontraba en Marruecos participando en la prueba de bicicleta de montaña Titan Desert. Llegó al día siguiente y se presentó ante el juez, que, como con el resto de implicados, le dejó en libertad con cargos.

El magistrado imputa a Barberán, y a los otros detenidos en esta operación, delitos societarios, de falsedad documental, contra la administración pública y blanqueo de capitales. Además, le retiró el pasaporte, le prohibió salir de España y le obligó a comparecer en el juzgado cada lunes.

El juez sospecha de la existencia de una trama organizada, entre cargos públicos y directivos de empresas tanto públicas como privadas, para favorecer a algunas de estas empresas y cometer los delitos referidos. El caso, que suma en total unos 50 imputados, se encuentra todavía en fase de instrucción y, de hecho, esta misma semana se ha abierto una de las piezas.  

Lejos de las previsiones

Parlem nació, con el apoyo de empresarios como Joan Font, propietario de Bon Preu, con el ambicioso objetivo de llegar al primer año con 40.000 clientes, pero apenas superó el 10% de esta previsión. En cinco años, el objetivo era llegar a facturar 100 millones de euros, pero ya ha rebajado los objetivos: este ejercicio prevén cerrarlo con 1,7 millones de ingresos, y superar los 10 en 2017.

En su corta vida, ya ha hecho tres ampliaciones de capital, y hace apenas un mes anunció un acuerdo con MasMóvil, que es el segundo accionista de Parlem, para ofrecer contenidos audiovisuales, ADSL y fibra, con un paquete integrado que vende ya a 37,95 euros al mes. Este nuevo servicio es el que la compañía espera que le sirva de palanca para multiplicar por seis sus ingresos el año que viene y cumplir con los objetivos a medio plazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad