Pascual echa el freno en Venezuela por la "inseguridad económica" del país

stop

El grupo español mantendrá una presencia testimonial ofreciendo servicios de asesoría, pero no invertirá un euro más

La planta de Pascual y Alimentos Polar se inauguró en 2012

21 de febrero de 2015 (11:14 CET)

Camino de ida y vuelta para Pascual en Venezuela. El grupo lácteo aterrizó en el país lationamericano en 2012 con una planta de fabricación en ciudad de Valencia, que gestionaba en alianza con la empresa local Polar.

Dos años después de iniciar la aventura, la empresa española ha decidido replegar las velas y frenar todas las inversiones en el país. Entienden que "el riesgo" se ha incrementado en los últimos meses, "generando una situación de inseguridad social y económica".

"El país empezó 2015 con una inflación superior al 60% y los mercados perciben el riesgo de que Venezuela no pueda asumir sus compromisos externos", explicaron fuentes de Pascual al portal Libre Mercado.

La postura de la empresa es significativa porque los resultados de la planta venezolana no son malos y el desarrollo del yogurt de larga vida, el producto de referencia de las instalaciones, había sido positivo.

Hasta la fecha, Polar había puesto la mayoría del capital. Es uno de los mayores conglomerados del país. Pascual se había ocupado del know how, de la asesoría y del desarrollo técnico. Todavía limitará más sus actuaciones a partir de ahora, a una mera prestación de servicios, pero sin poner un euro sobre la mesa.

Devolver la deuda, prioritario

Además de las razones que esgrime la compañía sobre la inestabilidad económica de Venezuela, el repliegue también se explica por motivos internos. Pascual acaba de refinanciar una deuda de 300 millones de euros con un grupo de bancos entre los que están el Santander, Caixabank, BBVA, Popular, el Sabadell y Bankia, entre otros.

"La internacionalización sigue siendo un eje estratégico pero estamos centrados en organizar nuestra evolución en el mercado nacional para cumplir con la devolución de la deuda a cinco años", han apuntado fuentes de la compañía. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad