Philips cierra 2011 en números rojos por el descenso de las ventas en Europa

stop

El consejero delegado reconoce unas pérdidas de 1.295 millones. También influencia el retraso en la entrega de pedidos de salud, correcciones de inventario y problemas en el negocio de alumbrado

30 de enero de 2012 (16:24 CET)

El fabricante holandés de aparatos electrónicos y de iluminación Royal Philips Electronics ha cerrado 2011 con unas pérdidas netas atribuidas de 1.295 millones de euros. Cifra que contrasta con los 1.446 millones de euros que ganó en el ejercicio anterior, según ha informado la compañía en un comunicado.

El consejero delegado del grupo, Frans van Houten, ha reconocido que los resultados del cuarto trimestre se han visto influenciados por la “debilidad de las ventas europeas”, el retraso en la entrega de los pedidos existentes en Cuidado de la Salud, las correcciones de inventario y otros problemas de funcionamiento de sus negocios de alumbrado, que fueron parcialmente compensados por unos sólidos resultados en la unidad de Consumo y Estilo de vida.

Entre octubre y diciembre, Philips registró unas pérdidas netas atribuidas de 162 millones de euros, frente los 463 millones de euros que ganó en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Año cauteloso

Van Houten ha afirmado que son "cautelosos" frente a 2012 por la incertidumbre en la economía global, y, especialmente, la europea. "Seguimos preocupados por el entorno económico, pero todos en Philips estamos comprometidos para mejorar nuestras actuaciones para alcanzar los objetivos financieros a medio plazo (2013)", ha añadido.

Philips anunció el pasado octubre que recortará 4.500 empleos, 1.400 de ellos en Holanda, en el marco de un plan de reducción de costes. Le permitirá ahorrar de manera global 800 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad