El presidente de Pimec, Josep González, reta a su homólogo de Foment, Josep Sánchez Llibre, a contar sus respectivas empresas asociadas. /EFE/Julián Martín

Pimec echa un pulso a Foment para evaluar su representación patronal

stop

Pimec forzará a la Generalitat a iniciar el recuento de empresas para evaluar la representatividad patronal sin esperar a un acuerdo con Foment

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Pimec, Josep González, reta a su homólogo de Foment, Josep Sánchez Llibre, a contar sus respectivas empresas asociadas. /EFE/Julián Martín

23 de enero de 2019 (18:12 CET)

La patronal Pimec, liderada por Josep González, iniciará en febrero el proceso para evaluar su cuota de representación empresarial sin esperar un posible acuerdo con Foment del Treball, que preside Josep Sánchez Llibre.

Pimec considera que Foment no ha cumplido el preacuerdo firmado en julio pasado para un reparto partidario de la representación. En aquel momento, al frente de Foment estaba Joaquim Gay de Montellá, pero el nuevo presidente no ha dado por bueno aquel acuerdo. Sánchez Llibre propuso una negociación a González, pero este entiende que solo sería una dilación y ha forzado que la Generalitat emprenda el recuento de empresas para determinar la representatividad de las patronales.

En la actualidad, Foment ostenta una representación del 60%; Fepime (vinculada a Foment) tiene un 15% y Pimec, el 25% restante. Según el documento firmado en verano, que no fue aceptado por Sánchez Llibre, Foment y Pimec se repartirían la representación al 50%.

Pimec llama a sus asociados

La junta directiva de Foment ha convocado a todos sus socios colectivos a una reunión el próximo 5 de febrero. En este encuentro se les informará del procedimiento de acreditación y atribución de la cuota de representatividad institucional. Con este acto, la patronal de González insta a la Generalitat a iniciar el recuento.

En un comunicado, la dirección de Pimec indica que ha tomado esta decisión porque Foment “no respetó” el preacuerdo del pasado julio con el que se pretendía “ordenar de manera definitiva el mapa patronal catalán”.

Pimec aceptó el preacuerdo de reparto paritario pese a mantener que representa al 98% del tejido empresarial y el 70% de los trabajadores de Cataluña.

El conflicto por la representación de las patronales catalanas se prolonga desde hace doce años y ha generado una decena de sentencias judiciales. El Tribunal Supremo dio validez recientemente al decreto de la Generalitat sobre la acreditación. Ante esta situación, Pimec insta a iniciar el recuento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad